El desarrollo de un agente sintético abre la vía a nuevas terapias para la enfermedad autoinmune

Actualizado 18/04/2011 12:27:17 CET

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Instituto de Investigación Scripps en Jupiter (Estados Unidos) han desarrollado un nuevo agente que podría proporcionar un nuevo modo de terapia para la enfermedad autoinmune.

Los investigadores, que publican sus descubrimientos en la revista 'Nature', demuestran una menor gravedad de la enfermedad en un modelo animal de esclerosis múltiple tratada con un nuevo componente sintético.

El estudio actual se centra en la supresión de células ayudantes T conocidas como células TH17. Estas células tienen papeles patológicos en las enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, la enfermedad intestinal inflamatoria y la esclerosis múltiple.

Los autores, dirigidos por Thomas Burris, informan que el desarrollo de un ligando sintético, SR1001, que se dirige a los receptores huérfanos asociados al receptor del ácido retinoico alfa y gamma, que participan en el desarrollo de las células TH17. SR1001 bloquea el desarrollo de TH17 en las células en cultivo y es también eficaz en la inhibición de un modelo de ratón de la esclerosis múltiple.

Los investigadores no observaron efectos adversos obvios en los animales tratados con SR1001. Por ello, SR1001 podría representar una nueva clase de fármacos para el tratamiento de enfermedades autoinmunes que implican a las células TH17 y otros trastornos que implican los receptores huérfanos asociados al receptor del ácido retinoico.

Un estudio reciente publicado también en la revista 'Nature' informa de la supresión de las células TH17 al dirigirse a RORgamma con derivados del fármaco para el corazón digoxina.