En China

Desarrollan los primeros ratones a partir de células de la piel

Ratón ratones en el laboratorio
Ep
Actualizado 24/07/2009 17:53:16 CET

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto Nacional de Ciencias Biológicas y de la Academia de Ciencias China en Beijing han desarrollado los primero ratones producidos a partir de células de la piel (fibroblastos) reprogramadas y convertidas en células madre embrionarias o células iPS. Los resultados de ambos trabajos independientes se dan a conocer en las revistas 'Cell' y 'Nature' respectivamente.

El estándar generalmente aceptado para determinar si una línea de células iPS de ratón se ha reprogramado totalmente es mostrar que cuando se inyectan en un embrión temprano o blastocisto, las células iPS pueden contribuir a muchos tejidos diferentes en la regulación del ratón resultante, incluidas las células germinales.

Sin embargo, hasta ahora las células iPS no habían podido pasar esta prueba de pluriplotencia llamada 'complementación tetraploide', que emplea un método de embrión híbrido para generar un ratón que se ha producido por completo con células derivadas de células madre embrionarias.

En el trabajo del Instituto Nacional de Ciencias Biológicas, el equipo de Shaorong Gao utilizó métodos conocidos para reprogramar las células de ratón y aislar cinco nuevas líneas de células iPS. Descubrieron que, utilizando una de estas líneas eran capaces de producir embriones de complementación tetraploide que sobrevivían hasta el nacimiento e incluso uno sobrevivió hasta la vida adulta.

Según explica Shaorong Gao, "aunque estos descubrimientos son un importante punto de partida sería prematuro realizar afirmaciones sobre si las células iPS en general son funcionalmente equivalentes a las células madre embrionarias normales". Los autores apuntan que sería interesante determinar las características específicas que hicieron que esta línea celular en particular tuviera éxito sobre las otras.

Por otro lado, en el trabajo de la Academia de Ciencias China en Beijing que se publica en la edición digital de la revista 'Nature' los investigadores generaron 37 líneas celulares iPS a partir de células de piel de ratón. De estas líneas celulares tres produjeron 27 ratones vivos mediante complementación tetraploide. Uno de ellos, un macho de siete semanas de edad, fecundó a una hembra y produjo su propia descendencia.

Los científicos señalan que la demostración de las células iPS de ratón puedan pasar la prueba más estricta de pluripotencia aumenta las esperanzas de que el proceso de reprogramación pueda un día superar la necesidad de destruir embriones para derivar células pluripotentes para la investigación y las terapias.

Sin embargo, sigue sin aclararse si lo descubierto se puede aplicar a las células humanas y si las células iPS humanas serían una alternativa viable a las células madre embrionarias humanas en todas las circunstancias.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.