Su descubridor dice que es "caro y poco efectivo"

Desaconsejan el uso rutinario del test de cáncer de próstata

Richard Ablin
PROSTATE-CANCER.ORG
Actualizado 12/03/2010 15:05:58 CET

WASHINGTON, 12 Mar. (Reuters/EP) -

El profesor de la Universidad de Arizona Richard Ablin, descubridor del análisis de antígeno prostático específico (PSA), asegura que este test, el más usado en el mundo para la detección del cáncer de próstata, es "demasiado caro y poco efectivo" para mantener su uso rutinario para toda la población masculina mayor de 50 años.

"Nunca soñé que este descubrimiento, que realicé hace cuatro décadas, iba a desatar un desastre para la salud pública impulsado por el ansia de ganancias", reconoció el profesor Ablin en un artículo publicado en el 'New York Times', en relación con el debate que se desarrolla en Estados Unidos sobre el uso de estos test.

Para este experto, el análisis de PSA se ha convertido en un "desastre extremadamente costoso para la salud pública" en Estados Unidos, donde cambiar las indicaciones para su uso podría ahorrar muchos gastos, pues el coste anual de este examen es de al menos 2.177 millones de euros, unos 3.000 millones de dólares.

"Como he intentado aclarar todos estos años, la prueba de PSA no puede detectar si una persona tiene cáncer de próstata y lo que es más importante, no puede distinguir entre dos tipos de cáncer de próstata el que puede provocar la muerte y el que no", explicó, añadiendo que este test "simplemente revela cuánto antígeno prostático hay en sangre".

Según diversos estudios recientes citados por Ablin, la comunidad médica le está dando la espalda al análisis de PSA. Sin embargo, se sigue utilizando porque las farmacéuticas siguen vendiéndolos y los grupos de pacientes presionan para "tomar conciencia sobre el cáncer de próstata, alentando a los hombres a que se hagan los análisis".

El especialista precisó que este examen sólo es pertinente en hombres que ya hayan sido sometidos a tratamiento por un cáncer de próstata y para aquellos con antecedentes familiares de este tipo de tumor. "El análisis no debería abarcar a toda la población masculina mayor de 50 años", sentenció.

El cáncer de próstata es el segundo tumor más común en los hombres en todo el mundo, después del de pulmón y causa 254.000 muertes al año.

La PSA es una proteína formada sólo por células prostáticas y sus niveles pueden dispararse cuando un tumor prolifera, pero también cuando la próstata se agranda naturalmente con la edad.

Si el test de PSA sale alto, generalmente se realiza una biopsia, una muestra del tejido prostático que se extrae y se examina para detectar si existe un tumor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter