Dentistas piden más prestaciones en el SNS y afirman que no es más cara que otras especialidades médicas ya incluidas

Actualizado 04/12/2008 19:43:50 CET

Alertan de la posible existencia de estafas por "sobre-tratamiento" en cadenas de clínicas dentales en España

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo General de Dentistas, el doctor Alfonso Villa Vigil, lamentó hoy en rueda de prensa que el Ministerio de Sanidad no ofrezca más prestaciones dentro de la cartera de prestaciones del Sistema Nacional de Salud, cuando "la salud dental no es más cara que otras especialidades médicas que se dan en la asistencia pública".

"Hay que dar más prestaciones públicas y la odontología no puede seguir siendo la cenicienta de la medicina", advirtió, al tiempo que insistió en que "la gente piensa en que la odontología es muy cara porque la tiene que pagar de su bolsillo y por eso nota el coste que no paga a través de impuestos".

No obstante, señaló a Europa Press que se encuentra satisfecho con las actuales prestaciones aunque, a su juicio, existe un déficit asistencial a la hora de atender a la población más necesitada como es aquella con pensiones no contributivas; discapacitados físicos y psíquicos; pacientes de la tercera edad con prótesis en mal estado; pacientes con enfermedades sistémicas con repercusión oral; y una mejor atención de los dientes de leche en la población infantil.

En este sentido, explicó que como representante del consejo ha intentado reunirse con el Ministerio de Sanidad en varias ocasiones, tanto con Elena Salgado como con el actual ministro Bernat Soria, con el objetivo de mostrarles un plan desarrollado por la organización que apuesta por introducir más prestaciones dentro de la SNS, así como crear más especialista durante el periodo de formación, "sin grandes inversiones".

Al respecto, admitió que no se puede ser "demagogo" y dar todas las prestaciones a todo el mundo ya que "no hay dinero para atender la salud odontológica en España, porque las necesidades de los adultos son muy grandes". Sin embargo, entendía que las prestaciones actuales no están del todo definidas, como es el Plan Bucodental en niños donde falta una mayor atención de los dientes de leche; la atención a embarazadas, donde falta cohesión en la asistencia; y que las existentes (visitas y extracciones) son limitadas.

ESTAFAS CLÍNICAS.

Por otra parte, solicitó un aumento de plazas dentro del SNS. "Se nos acusa a los dentistas de querer que la odontología sea privada, pero eso no es verdad. Los dentistas estamos deseando que salgan más plazas públicas porque es el futuro del trabajo", advirtió.

Asimismo, por otra parte denunció que se habla de los dentistas y de técnicas odontológicas con cierta "frivolidad" sin tener en cuenta que pueden afectar al futuro desarrollo de la profesión, al tiempo que, en ocasiones, pueden "generar expectativas" equivocas a la población.

En este sentido, lamentó de que critique desde medios de comunicación y asociaciones de consumidores los precios de los servicios que prestan. En este sentido, indicó que "en la Seguridad Social cualquier acto médico de características similares es "mucho más caro".

En cuanto a las críticas por las diferencia de costes entre clínicas y profesionales, a su juicio existe "un gran desconocimiento" del sector que, como cualquier otro, está regido por la libre competencia, además hay que tener en cuenta que existen variables que deben ser tenidas en cuenta como: el nivel de excelencia del profesional; la complejidad del tratamiento; los medios utilizados, calidades y prestaciones, etc.

"La libre elección de dentista hace que las tarifas sean diferentes, como en cualquier otra rama de la medicina privada, en función del médico", añadió. Así explicó que en estos casos es complicado dar presupuestos cerrados a los pacientes, ya que siempre pueden surgir variables a la hora de intervenir a un paciente.

Actualmente, la Comisión Nacional de la Competencia deja claro que no se pueden establecer precios mínimos para estos servicios médicos y, por supuesto, debe quedar claro que la Administración debe garantizar que no se produzcan irregularidades ni mala praxis.

En este sentido, alertó de que en España se están produciendo errores diagnósticos que "debería entrañar en buena lógica responsabilidades penales para el dentista". Así, afirmó que diagnosticar "de menos" entrañaría este tipo de responsabilidades y, por otra parte, destacó el "sobre-tratamiento o diagnosticar de más", es decir que el especialista decida tratar piezas dentales que están en perfecto estado, y que podría ser considerado como "estafa".

"Tenemos sospechas de que esto ocurre en España", sobre todo en cadenas de clínicas dentales, puestas en marcha por personas ajenas a la carrera profesional donde "algunas veces es están haciendo tratamientos de dientes sanos". "En principio el dentista suele ser una persona que hace la carrera por vocación", sin embrago "en una empresa lo que interesa es ganar dinero", lo que puede conllevar empastes de mala calidad, tecnología poco desarrollada, comisiones "paupérrimas" para los trabajadores y el "sobre-tratamiento" dental.

En estos casos, recomendó acudir en cuanto se tenga la primera sospecha a otros especialista para que confirme el tratamiento inicial recomendado, asimismo denunciar al Colegio de Odontólogos, donde "estamos ansioso de detectar estas actividades que resienten a la profesión" y desde donde se realizará la investigación más adecuada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter