Destacan la ayuda de la tecnología sanitaria

Demandan una estrategia nacional para prevenir las infecciones nosocomiales

Imagen de las jornadas de tecnología sanitaria
FENIN
Actualizado 20/09/2013 17:52:45 CET

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

La implementación de una estrategia nacional para prevenir las infecciones nosocomiales y el coste que suponen para el Sistema Nacional de Salud (SNS) es una de las demandas que se han elevado durante la celebración de la 'III Jornada sobre prevención de infecciones nosocomiales' y la 'VI Jornada de seguridad del paciente'.

Así lo ha señalado el director de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) en Cataluña, Carlos Sisternas, en este evento celebrado este jueves en el Hospital Universitario Vall d'Hebrón de Barcelona bajo la organización de esta federación, de la Fundación Tecnología y Salud y del Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña.

En ella, el especialista ha subrayado la necesidad de esta estrategia, la cual debe ser "válida para todas las comunidades autónomas y todos los centros sanitarios". Ésta tiene que permitir "conocer la incidencia del problema para determinar sobre qué infecciones actuar y con qué estrategia".

Para su realización, destaca la importancia de la tecnología sanitaria, que se ha convertido en "una pieza clave" en ello al aportar soluciones "innovadoras y seguras" en la atención sanitaria. Además, ayuda "a reducir los costes asistenciales destinados a su tratamiento", explica.

No obstante, Sisternas expone los datos del 'Estudio de Prevalencia de las Infecciones Nosocomiales en España', que indican que el 5,54 por ciento de los pacientes ingresados en hospitales catalanes en el último año contrajo una infección durante su estancia. El porcentaje a niver nacional se sitúa en el 5,61 por ciento.

La traducción de ello es un impacto presupuestario para el sistema "de entre 500 y 1.000 millones de euros", lamenta el especialista. Sin embargo, advierte que el problema tiene dimensiones aún mayores debido "a los costes indirectos relacionados con la pérdida de actividad laboral y autonomía del paciente, el deterioro de la calidad de vida, el dolor, las posibles secuelas o la propia muerte".

LAS INSTITUCIONES QUE NO CUMPLAN LAS MEDIDAS DEBEN SER PENALIZADAS

Fenin y la Fundación Tecnología y Salud proponen parámetros evaluativos a nivel de centro sanitario, de forma que las instituciones sanitarias que cumplan "sean recompensadas y las que no, penalizadas". Como ejemplo de ello, Sisternas pone en relieve el sistema sanitario británico.

Ahondando en las infecciones en sí, manifiesta que las más frecuentes son las propias del lecho quirúrgico, con un 1,36 por ciento. Más atrás quedan las relativas al aparato respiratorio, que alcanzan un 1,3 por ciento, y las urinarias, con un 1,19 por ciento.

Por ello, reivindica el lavado de manos del personal sanitario y el seguimiento de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto al cuidado y mantenimiento de drenajes, la esterilización y descontaminación, la cateterización de vías o la colocación de sondas.

Por último, resalta la aportación de la tecnología sanitaria en pro de reducir la incidencia de las infecciones. Algunos ejemplos de ello son "los apósitos, las sábanas para evitar la aparición de úlceras, las cánulas o productos de limpieza", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter