'European Heart Journal'

Dejar la medicación antihipertensiva aumenta de riesgo de ictus

Actualizado 17/07/2013 13:42:10 CET

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las personas con presión arterial alta que no siguen su tratamiento de fármacos antihipertensivos tienen un riesgo mucho mayor de sufrir un derrame cerebral y la muerte por el ataque en comparación con aquellos que toman su medicación correctamente, según concluye un estudio que se publica este miércoles en la edición digital de 'European Heart Journal'.

El análisis realizado con datos de 73.527 pacientes con presión arterial alta encontró que los enfermos que no se adhieren a la medicación tenían un riesgo casi cuatro veces mayor de morir de un accidente cerebrovascular en el segundo año después de la prescripción de los fármacos para controlar su presión arterial y un aumento de tres veces en el décimo año, en comparación con los pacientes que siguen su tratamiento.

En el año en el que los pacientes no adheridos al tratamiento murieron a causa de un accidente cerebrovascular tenían un riesgo 5,7 veces mayor que los enfermos que seguían el tratamiento. Los pacientes que no toman sus medicamentos correctamente también son más propensos a ser ingresados ??en el hospital después de un accidente cerebrovascular.

El riesgo de hospitalización fue 2,7 veces mayor en el segundo año después de que se les prescribieran fármacos antihipertensivos en comparación con los pacientes adheridos al tratamiento contra la presión arterial elevada, y casi 1,7 veces mayor en el décimo año. En el año en que ingresaron en el hospital con un derrame cerebral, el riesgo fue casi dos veces mayor que los pacientes que tomaban correctamente su medicación.

El primer autor del estudio, Kimmo Herttua, investigador principal de la Unidad de Investigación de la Población de la Universidad de Helsinki, en Finlandia, dijo: "Estos resultados subrayan la importancia de que los pacientes hipertensos tomen sus medicamentos antihipertensivos correctamente con el fin de minimizar el riesgo de complicaciones graves, como accidentes cerebrovasculares fatales y no fatales".

Así, este investigador resaltó que los pacientes no adheridos al tratamiento tienen un mayor riesgo "incluso diez años antes de que sufran un accidente cerebrovascular". "Hemos encontrado también que existe una relación dosis-respuesta", afirmó el profesor Kimmo Herttua.

Los investigadores, incluyendo científicos de Finlandia y de la Universidad College de Londres, en Reino Unido, utilizaron los registros nacionales de Finlandia que dan detalles de las recetas, hospitalizaciones y muertes. De esta forma, pudieron comprobar el éxito de los pacientes que tomaron sus medicamentos antihipertensivos mediante el seguimiento del número de recetas emitidas cada año.

Los autores del estudio consideraron que los pacientes respetan la medicación si tomaban correctamente los fármacos más del 80 por ciento de las veces, mientras la no adherencia a la terapia se dividió en dos grupos: la adhesión intermedia (30-80 por ciento de adherencia), y mala adherencia (menos de 30 por ciento).

La información sobre la compra de medicamentos de los pacientes estaba disponible a partir de 1995 y los investigadores los siguieron desde el 1 de enero de 1995 hasta el 31 de diciembre de 2007. Durante este tiempo, de los 73.527 pacientes de 30 años y más, 2.144 murieron a causa de accidentes cerebrovasculares y 24.560 fueron ingresados ??en el hospital con un derrame cerebral.

La evidencia de que el grado de falta de adherencia afecta al riesgo de los pacientes (una relación dosis-respuesta) se encontró cuando los investigadores examinaron a las personas que tomaron correctamente sus medicamentos en comparación con los de las dos categorías de no adhesión: "intermedio" y "pobres".

En el año en que se produjo un accidente cerebrovascular fatal o no fatal, los pacientes en los grupos "intermedios" y "pobres" tenían un riesgo 1,7 veces y 2,6 veces mayor de accidente cerebrovascular no mortal, respectivamente, y 3,6 veces y ocho veces más de riesgo de accidente cerebrovascular fatal, respectivamente, en comparación con los pacientes con buena adherencia.

"También tuvimos en cuenta el hecho de que la adhesión de la gente puede cambiar con el tiempo --dijo el doctor Herttua--. Analizamos la asociación año tras año entre la adherencia a la medicación y los accidentes cerebrovasculares no fatales y fatales".

Los investigadores observaron clases específicas de fármacos antihipertensivos y hallaron que en el caso de pacientes a los que se les prescribieron drogas que actuaban sobre el sistema renina-angiotensina junto con diuréticos o betabloqueantes, los que se adhirieron a la terapia tenían un riesgo 7,5 veces mayor de muerte y casi cuatro veces más de riesgo de hospitalización en el año en que ocurrieron los hechos, en comparación con los pacientes que tomaron sus medicamentos correctamente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter