Defensa de la Sanidad Pública advierte de que los recortes y el copago podrían empeorar la salud de los desempleados

Oficina De Empleo En Madrid, INEM, Paro
ANDREA COMAS / REUTERS
Actualizado 28/02/2012 14:08:57 CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) asegura que el paro "no es solo un problema social y económico, sino además un serio problema de salud pública" y que implantar "barreras económicas para el acceso a los servicios sanitarios" --como los copagos-- o recortar prestaciones podrían "agravar los problemas de salud" que sufren las personas desempleadas.

Según la FADSP, tanto los recortes en las prestaciones sanitarias como las posibles formas de copago supondrían "una clara injusticia con las personas en desempleo que necesitan mas de estos servicios y que además tienen una menor capacidad económica". "Tales iniciativas suponen una agresión directa a este colectivo y un atentado a la equidad del sistema sanitario público", denuncian.

"El desempleo constituye un riesgo muy importante para la salud, tanto física como mental, incrementando la mortalidad por todas las causas, la mortalidad infantil y perinatal, la mortalidad por enfermedades cardiovasculares, así como los suicidios y la autopercepción de una mala salud. Se ha calculado que un aumento del 3% de la tasa de paro conllevaría mas de 10.000 muertes en Europa", aseveran.

"Aunque los cálculos del impacto del desempleo sobre la mortalidad y la esperanza de vida no son precisos, utilizando la metodología ya publicada puede calcularse que el desempleo producirá en nuestro país un exceso de mortalidad entre a las 1.500 y las 4.000 personas al año y una disminución de la esperanza de vida (se calcula un 0,3% de disminución por cada 3% de incremento del paro)", añaden.

Para la FADSP, realizar intervenciones de apoyo a los desempleados desde los servicios sanitarios para evitar los problemas de salud podría, advierten, "incrementar la medicalización de un problema cuyo origen y solución esta fuera del sistema sanitario, aunque el sistema sanitario puede evitar que se agraven". "La mejor solución para los problemas de salud de los desempleados son políticas activas de empleo", concluyen.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter