APORTA VENTAJAS A LARGO PLAZO Y NO AFECTA A LAS PRESTACIONES

El debate sobre la externalización de la sanidad acabará cuando demuestre que funciona, según nuevo presidente de IDIS

Javier Murillo
IDIS
Actualizado 14/07/2013 14:22:27 CET

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El nuevo presidente del Instituto para la Integración y Desarrollo de la Sanidad (IDIS), Javier Murillo, ha asegurado que las "tensiones" que está provocando la externalización de la gestión de algunos hospitales en la Comunidad de Madrid "se irán normalizando poco a poco" y finalmente "el tiempo demostrará que son modelos que funcionan".

Así lo ha reconocido en una entrevista a Europa Press, en la que el también consejero-director general de SegurCaixa Adeslas ha analizado la situación actual de la sanidad privada en España y como su colaboración con la pública puede hacer al Sistema Nacional de Salud (SNS) "más eficiente a largo plazo".

En este sentido, ha lamentado la polémica surgida en torno a la decisión del Gobierno madrileño de externalizar la gestión de seis hospitales, de la que lamenta que "solo se han destacado los aspectos negativos" cuando, a su juicio, debería analizarse "con cierta perspectiva y una visión a largo plazo".

"La mayor parte de hospitales públicos ya tienen externalizados gran cantidad de servicios, algunos sanitarios y la mayor parte de los no sanitarios (seguridad, lavandería, comidas, etc.), y todo funciona con absoluta normalidad, calidad y eficiencia. Esto sólo es un paso más en ese modelo y también aporta ventajas a medio plazo", ha aseverado.

De hecho, considera que la decisión de Madrid ha sido "valiente" y, a medida que demuestre que funciona, los ciudadanos podrán ver que permite prestar servicios sanitarios "sin afectar a la calidad del servicio" y "a un coste inferior".

Por otro lado, el nuevo presidente del IDIS ha lamentado que la crisis y los problemas presupuestarios de las comunidades estén afectando a los conciertos que muchos gobiernos regionales mantenían con el sector privado, que se están reduciendo "de forma general en todas las comunidades".

Esta reducción de los conciertos, que como recuerda el presidente del IDIS "suponen un complemento para la sanidad pública", favorecerá junto con otras medidas de ajuste a que se incrementen las listas de espera en el SNS.

De hecho, Murillo ha defendido que uno de los beneficios de la sanidad privada en España, que cuenta con cerca de 7 millones de usuarios, es que el hecho de que estos ciudadanos "no usen o usen poco el sistema público" conlleva una liberación de recursos "con el consiguiente ahorro que representa".

MODELO MUFACE: SU FINANCIACIÓN "NO ES SUFICIENTE"

El presidente del IDIS también ha defendido la liberación de recursos que conlleva para la sanidad pública el mantenimiento del modelo Muface, que da servicio a 2,5 millones de personas, si bien reconoce que su financiación actual "no es suficiente" y debe "equilibrarse en términos de financiación y costes".

Actualmente, el Gobierno debe firmar un nuevo convenio con las compañías aseguradoras y la prima que recibirán estas empresas no será mayor con respecto a la de años anteriores.

Por ello, Murillo reconoce que "si por la vía de los ingresos no se pueden resolver los desequilibrios del modelo, se deberá hacer por la vía de los costes".

"Hay que revisar en el contrato todas las prestaciones que se ofrecen, ver cómo se están dando y si puede haber mecanismos de mejora de la eficiencia de estas prestaciones. El modelo tiene gran accesibilidad y libertad de elección, acudiendo a médico de Atención Primaria o especialista sin limitación. No hablamos de reducir prestaciones, sino racionalizar su acceso para que el conjunto del sistema sea más eficiente, algo habitual cuando los recursos escasean", defiende Murillo.

Además, apunta que también se podría estudiar la extensión del modelo a otros colectivos de modo que se "rejuvenezca" el perfil del asegurado y disminuya el coste medio de la prestación.

El máximo responsable del IDIS asegura que a lo largo de su mandato seguirá trabajando con el Gobierno para lograr implantar la desgravación fiscal para los seguros privados de salud, una de las demandas históricas de esta entidad.

LOS SEGUROS DEBEN TENER EL "PREMIO" DE LA DESGRAVACIÓN

"Es una de nuestras prioridades, porque entendemos que todos los ciudadanos que compran un seguro, bien de forma individual o a través de empresas o asociaciones, están colaborando con el sistema sanitario en su conjunto. Pagan de su bolsillo prestaciones sanitarias que, de otra manera, deberían ser atendidas en el sistema público, y esto debería tener un cierto premio o correspondencia", asegura.

Además, si tuviéramos este incentivo, aumentarían "de forma significativa" el número de personas que adquieren estos seguros y tendría un efecto beneficioso añadido.

La propuesta del IDIS es que esta deducción afecte a colectivos con ingresos inferiores a 30.000 euros anuales, pero entiende que "el momento económico es muy complicado" y "la posibilidad de introducir nuevas desgravaciones fiscales no es fácil y tiene que madurarse".

De igual modo, también ha pedido al Gobierno que, si se sube el IVA de los productos sanitarios tal y como ha pedido Europa, se haga de forma progresiva "para que el impacto no sea brusco" y "afecte "al menor número posible" de productos.

"Está claro que el impacto de este incremento es un golpe muy duro en una actividad como la nuestra", reconoce Murillo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter