Cuatro de cada diez hombres mayores de 45 años sufre apnea del sueño

Actualizado 04/05/2006 18:02:20 CET

SEGOVIA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Cuatro de cada diez hombres mayores de 45 años sufre apnea del sueño, según explicó el neumólogo Juan Manuel Cantera, presidente del comité organizador del XXV Congreso de la Sociedad Castellano Leonesa y Cántabra de Patología Respiratoria, que se celebrará en Segovia entre hoy y el próximo domingo, 6 de mayo.

Los síntomas de la apnea del sueño, sobre la que la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) dedica este año para divulgar distintos asuntos relacionados sobre esta dolencia, son, según indicó Cantera, "el ronquido nocturno, los episodios repetidos de cese de respiración por la noche, hasta de 15 y 20 segundos, y el sueño excesivo por el día".

Recalcó además que los enfermos "no prácticamente no pueden realizar su actividad diaria" y aconsejó a las personas que sospechen que tienen apnea del sueño que consulten a su médico de Atención Primaria, que les derivará a las consultas de Neumología si así lo estima oportuno.

Al congreso asistirán unos cien especialistas en Neumología y Cirugía Torácica de Castilla y León y Cantabria, y las sesiones contarán con distintas conferencias, entre la que destaca la que protagonizará Cantera, sobre las hemorragias pulmonares.

"Se trata de un problema de gran gravedad, de diagnóstico complejo, que requiere de técnicas muy especializadas y de mucha experiencias, en la que además de los neumólogos, se ven implicados diferentes especialistas, puesto que en la mayoría de los casos las hemorragias están asociadas a otras enfermedades de índole muy diversa, como renales, hematológicas y diferentes patologías que se producen por alteraciones de la inmunidad", especificó el presidente del comité organizador del congreso.

Mientras, Cantera destacó que en la actualidad es posible la atención neumológica en el propio domicilio de los pacientes con diversas enfermedades y problemas respiratorios y la antibioterapia nebulizada (método por el que se administra el antibiótico de tal forma que llega directamente al foco infeccioso y que está indicado en infecciones crónicas de las vías respiratorias que terminan dañando de forma irreversible, como la fibrosis quística).

También comentó que con la atención en los domicilios, en lugar del ingreso en los hospitales, se reducen los costes y se gana en calidad de vida para el paciente, si bien indicó que es necesario una regulación legal sobre el tema, para evitar que conflictos en algunos casos que cabría la posibilidad de que la atención fuese mejor en el hospital, o al contrario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter