Por los enfrentamientos

Cruz Roja avisa que más de una decena de personas han muerto al abandonar los médicos el hospital

Publicado 10/07/2015 16:33:14CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha mostrado su "profunda preocupación" por la muerte de más de una decena de personas en Sudán del Sur, después de que los enfrentamientos ocurridos en la zona hayan obligado a médicos y enfermeros a abandonar el hospital donde les habían practicado cirugías avanzadas.

El pasado domingo, se produjo un "intenso" enfrentamiento en la zona donde se aloja el centro hospitalario del Estado de Nilo Superior, que recibe apoyo de un equipo de cirugía del CICR, durante el cual fallecieron dos personas, una de ellas un paciente, y otras once resultaron heridas.

Por ello, los médicos y enfermeros tuvieron que abandonar el hospital y, tal y como informa Cruz Roja, desde entonces no hay personal para atender a los pacientes postquirúrgicos. Además, unas 40 personas, en su mayoría heridas por los enfrentamientos, han acudido al centro para ser atendidas.

SUSPENDE LA MISIÓN MÉDICA EN KODOK

"Dada la sensación de inseguridad generalizada que prevalece en algunas partes del estado de Nilo Superior, hemos suspendido por ahora nuestra misión médica en Kodok. Nuestro equipo de cirugía móvil solo podrá regresar si mejoran las condiciones de seguridad", ha explicado el jefe de la delegación del CICR en Sudán del Sur, Franz Rauchenstein. Un equipo de ocho colaboradores, cinco de ellos médicos y enfermeros, han sido reubicados temporalmente en la capital, Yuba.

Los 70 pacientes, aproximadamente, que estaban recibiendo tratamiento en el hospital de Kodok antes de los enfrentamientos también han quedado ahora sin servicios de salud mínimos. El hospital de Kodok atiende normalmente a una comunidad de decenas de miles de personas, lo que representa entre 500 y 700 consultas por semana.

"El hospital prácticamente no cuenta ahora con personal calificado que preste atención de calidad en el momento en que más se la necesita. Lamentablemente, la situación ha empeorado a raíz de este incidente", ha aseverado el delegado del CICR que había estado trabajando en Kodok, Konrad Bark.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter