Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 19/11/2012
Según un estudio

La contaminación atmosférica puede disminuir la función cognitiva de las personas mayores

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Vivir en zonas de alta contaminación atmosférica puede llevar a la disminución de la función cognitiva en los adultos mayores, según un nuevo estudio presentado en la 65 reunión científica anual de la Sociedad Gerontológica Americana, que se celebra en San Diego (Estados Unidos). El hallazgo se descubrió mediante el análisis de datos de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos y el Estudio de Salud y Jubilación realizado en 2004 en el país.

   "Los adultos mayores son especialmente vulnerables a los peligros de la exposición al aire contaminado al tener una peor salud a causa de la edad", explica Ailshire. Según esta experta, la contaminación del aire está relacionada con un aumento de problemas cardiovasculares y respiratorios e incluso la muerte prematura en las poblaciones de mayor edad, "y está emergiendo la evidencia de que la exposición a las partículas que contaminan el aire puede tener efectos adversos sobre la salud del cerebro y su funcionamiento".

   El estudio, dirigido por Jennifer Ailshire, del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, sugiere que el aire contaminado con materia fina de partículas en el aire, compuesto de partículas de 2,5 micrómetros de diámetro y más pequeñas, lo suficientemente pequeñas para que, en caso de inhalación, se depositen de forma profunda en el pulmón y, posiblemente, el cerebro, puede ser un factor importante de riesgo ambiental para la reducción de la función cognitiva.

   La muestra incluyó a 14.793 hombres blancos, negro e hispanos y mujeres de 50 años o más en Estados Unidos y datos sobre el promedio anual de materia fina de partículas de aire de los monitores de la Agencia de Protección Ambiental de Aire del Sistema de Calidad en todo el país en 2004. La función cognitiva se midió en una escala de 1 a 35 y consistió en pruebas de evaluación de memoria de la palabra, el conocimiento, el lenguaje y orientación.

   El equipo descubrió que las personas que viven en zonas con altos niveles de material fino de partículas en el aire registró resultados más pobres en las pruebas de la función cognitiva. La asociación se mantuvo incluso después de considerar varios factores, incluyendo la edad, la raza etnia, la educación, el hábito de fumar y las enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

   Las exposiciones a las partículas de aire variaron desde 4,1 hasta 20,7 microgramos por metro cúbico, y cada aumento de diez puntos se asoció con una caída de 0,36 puntos en la puntuación de la función cognitiva, lo que equivale, aproximadamente, a envejecer tres años. Entre todos los sujetos del estudio, se asoció el incremento de un año de edad con un descenso en la puntuación de 0,13 puntos en la función cognitiva.

Europa Press Comunicados Salud
comments powered by Disqus