El consumo de metanfetaminas durante el embarazo restringe el crecimiento de los recién nacidos

Actualizado 06/09/2006 0:30:10 CET

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los recién nacidos cuyas madres consumieron metanfetaminas durante el embarazo son 3,5 veces más propensos a nacer con un peso por debajo de lo normal en comparación con aquellos cuyas madres no consumieron dicha droga, según un estudio liderado por el profesor del Colegio Médico Brown, Barry Lester, y publicado por la revista 'Pediatrics' en su último número.

En esta primera parte de una investigación a largo plazo sobre los efectos prenatales de las metanfetaminas, los resultados muestran que los recién nacidos expuestos a esta droga "no nacieron muy pronto pero si demasiado pequeños. De hecho, la metanfetamina limita el flujo de la sangre rica en nutrientes en la placenta, incrementándose el riesgo de que el recién nacido sea pequeño para su edad gestacional y nazca por debajo del 10% del peso estimado.

Los efectos a largo plazo en el crecimiento pueden ser serios, y estos niños son más propensos a desarrollar diabetes de tipo 2 y síndrome metabólico, así como una colección de factores de riesgo de ataques al corazón como obesidad y alta presión sanguínea.

Los investigadores de dicho estudio, que analizaron a 1.618 bebés de cuatro centros de todo el país, también determinaron que pueden darse otros factores que contribuyan a las restricciones en el crecimiento, como pudieran ser la posición socioeconómica u otras sustancias como el tabaco o el alcohol.

De esta forma, el director de la investigación señaló que están "muy preocupados por las consecuencias de este desarrollo", ya que los niños que nacieron por debajo de su peso tienden a tener "problemas de aprendizaje y conducta, como la hiperactividad", afirmó Barry Lester.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.