El Congreso pide una nueva estrategia de salud sexual que evalúe el uso de la píldora poscoital en España

Píldora anticonceptiva
PIXABAY - Archivo
Publicado 11/04/2018 19:16:53CET

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Sanidad del Congreso ha aprobado una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a que presente en 6 meses una nueva Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, ya que la actual se aprobó en 2010 y desde entonces no ha sido actualizada, y piden que en ella se evalúe entre otros aspectos cuántas mujeres solicitan en España la anticoncepción de urgencia o píldora del día después.

La iniciativa ha sido planteada por el Grupo Parlamentario de Ciudadanos y ha contado con el apoyo del Grupo Socialista y la abstención del resto de grupos parlamentarios.

"La Estrategia actual y la Ley no han sido un fracaso pero distan mucho de ser un éxito", ha criticado el portavoz de la formación naranja, Francisco Igea, que ha lamentado que estos anticonceptivos no estén financiadas en todas las comunidades autónomas, con la consiguiente inequidad que genera entre unas regiones y otras.

Igea ha recordado además que, según datos de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), un 15 por ciento de las mujeres ha utilizado, alguna vez al menos la píldora postcoital y casi el 75 por ciento de las interrupciones voluntarias del embarazo anuales, más de 71.000 casos, se dan en mujeres menores de 34 años y casi el 40 por ciento de las interrupciones voluntarias del embarazo era de repetición.

Por ello, en su iniciativa plantean también que se traslade al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) la inclusión de anticonceptivos de última generación en la cartera de servicios, después de que se hayan retirado de sistema de financiación anticonceptivos hormonales de alto valor terapéutico, ha apuntado la diputada socialista Miriam Alconchel.

Asimismo, proponen garantizar una asistencia anticonceptiva de calidad y equitativa a toda la población femenina en edad fértil en todo el territorio, y homogeneizar la ruta de acceso de las usuarias a esta atención.

De igual modo, la nueva estrategia debería definir las competencias y responsabilidades de todos los profesionales sanitarios implicados en la asistencia anticonceptiva; promover el uso de guías y protocolos específicos o establecer los criterios y circuitos de derivación entre los diferentes niveles de asistencia
anticonceptiva (Atención Primaria/Atención Especializada).

"La situación de la salud sexual y reproductiva es lamentable, el PP se ha cargado toda la estrategia y la ley, y esto tiene consecuencias, por lo que si no hacemos buenas políticas no evitaremos la discriminación a las mujeres en este ámbito", ha apuntado Ángela Rodríguez, del Grupo Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

MÁS DESFIBRILADORES EN ESPACIOS PÚBLICOS

Por otro lado, en la Comisión de Sanidad también se ha aprobado otra proposición no de ley del Grupo Popular en la que piden al Gobierno que promueva un acuerdo con las comunidades autónomas para extender la instalación de desfibriladores en espacios públicos, instituciones, empresas, centros educativos y deportivos donde haya gran afluencia de personas.

Asimismo, estos desfibriladores estarán señalizados de
manera visible en los espacios anteriormente referidos, y también proponen fomentar entre la población una formación específica sobre el uso de los desfibriladores.

"Por cada minuto que pasa las posibilidades de sobrevivir disminuyen un 10 por ciento, por ello la reanimación debe hacerse lo más precoz posible", ha destacado Javier Ruano, diputado del PP que ha defendido la iniciativa.

Los portavoces de Unidos Podemos y PNV han criticado que se plantee la instalación de desfibriladores cuando muchas comunidades ya lo están haciendo desde hace tiempo, mientras que Ciudadanos ha defendido que estos dispositivos son fáciles de usar, hasta el punto de que "un presidente de comunidad autónoma sin máster podría hacerlo", según Igea.

RESPALDO A LA PEDIATRÍA EN AP

Asimismo, se ha aprobado otra proposición no de ley, también del Grupo Popular, en la que se insta al Gobierno a impulsar el refuerzo de la asistencia pediátrica en Atención Primaria, ya que actualmente hasta un 30 por ciento de las plazas de Pediatría en centros de salud no están cubiertas por estos especialistas sino por médicos de familia.

Para resolver la situación, proponen un plan de retorno, el estudio de necesidades en recursos humanos de los centros asistenciales y el análisis de desarrollo de las áreas de capacitación específica necesarias en el ámbito funcional de la Pediatría.

De igual modo, también se han aprobado sendas proposiciones no de ley para modificar la apariencia de los envases de medicamentos, planteada por Unidos Podemos, y otra para mejorar la formación y el reconocimiento académico y profesional de los Técnicos Superiores Sanitarios, a iniciativa del grupo socialista.