Confirmada la presencia del H5N1 en una localidad del sur de Israel

Actualizado 18/03/2006 21:16:40 CET

JERUSALEN, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades israelíes confirmaron la presencia de la cepa letal H5N1 del virus de la gripe aviar en Sdeh Moshe, una localidad del sur del país, según informó el Canal 2 de la televisión.

Por otra parte, miles de pavos fueron sacrificados hoy en Israel para evitar un posible contagio de la gripe aviar, mientras cientos de pollos eran enterrados vivos en los territorios palestinos por la misma razón.

Los resultados definitivos de las pruebas clínicas practicadas a los pavos para verificar la presencia del H5N1 se darán a conocer en los próximos días, pero un grupo de veterinarios israelíes sacrificará a más de 200.000 ejemplares en las próximo 48 horas, según anunció la portavoz del Ministerio de Agricultura, Dafna Land.

Esta decisión se vio precedida por la muerte de miles de pavos entre el miércoles y el jueves en cuatro poblados con criaderos de aves --Ein Hashlosha, Holit, Sdeh Moshe y Nahshon--, que se encuentran en el sur y el centro de Israel.

Responsables del Ministerio de Agricultura afirmaron que las primeras pruebas mostraron indicios de la presencia del H5N1, que ha causado la muerte directa o indirecta de 160 millones de aves en Asia desde 2003 y que se ha propagado a unos diez países de Europa, Africa y Oriente Próximo.

En la granja comunal de Ein Hashlosha, en el sur de Israel, veterinarios del Gobierno, protegidos por trajes blancos especiales, envenenaron anoche el agua de los miles de pavos para sacrificarlos.

Varias horas después, los pavos empezaron a morir. Los cadáveres fueron colocados en contenedores de acero que después fueron arrojados a hoyos de 15 metros de profundidad. Los contenedores fueron cubiertos con cal y tierra para agilizar el proceso de descomposición.

Mientras, en los territorios palestinos, las autoridades enterraron hoy vivas a cientos de pollos que habían entrado de contrabando en Cisjordania. Autoridades del Ministerio palestino de Salud y policías trasladaron los pollos a la ciudad de Hebrón, donde fueron arrojados a un enorme hoyo, que después fue cubierto con tierra por máquinas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter