García Prieto considera difícil su tarea en el Río Hortega por la puesta en marcha del nuevo hospital

Actualizado 01/06/2006 15:26:54 CET

La Gerencia regional considera que "el grueso" de las obras del nuevo Río Hortega finalizarán en el plazo previsto

VALLADOLID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El nuevo director del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, Eduardo García Prieto, aseguró hoy que su tarea al frente de este centro es "ilusionante" pero a la vez "difícil" al tener que poner en marcha el nuevo hospital de mismo nombre que actualmente se construye en la capital vallisoletana.

García Prieto, que hoy tomó posesión de su cargo en sustitución de Antonio Ibáñez Fraile, agradeció la confianza otorgada por la Consejería de Sanidad y la Gerencia Regional de Salud para poner en marcha el nuevo hospital.

El nuevo director considera que es una tarea "en la que no solamente se conjuga abrir un hospital, el primero desde que se produjeron las transferencias, sino que hay otras dificultades añadidas como es trasladar toda la asistencia sanitaria al nuevo hospital y hacerlo sin que produzca un menoscabo o se deteriore la calidad de la asistencia que se presta a los ciudadanos de este área".

A todo ello, indicó, se se añade "un cierto sentimiento" de apego y añoranza respecto del edificio, en el que mucha gente lleva trabajando toda su vida.

En este sentido, manifestó que espera contar con todos los trabajadores del hospital para poder llevar a cabo la tarea que supondrá el traslado al nuevo centro sanitario.

Por su parte, la directora gerente regional de Salud, Carmen Ruiz Alonso, aclaró que el cambio se encuadra dentro de los "habituales" que se producen en los puestos de libre designación, "que conllevan tanta entrega y dedicación en un sector tan dinámico, tan importante y tan bien valorado por los ciudadanos como es el sector de los servicios sanitarios".

Ruiz Alonso insistió un cambio más dentro de puestos que conllevan además de la entrega un "desgaste importante", sin tener que buscar más explicaciones relacionadas, por ejemplo, con la puesta en marcha del nuevo hospital.

La directora gerente destacó el hecho de que García Prieto lleve 20 años trabajando en la gestión, ya que ha estado vinculado al área de Atención Primaria, aunque es "un gran conocedor" de la Atención Especializada, fundamentalmente de la Zona Oeste de Valladolid, ya que desempeñó el cargo de gerente de Atención Primaria de esta zona, que tiene precisamente como hospital de referencia al Río Hortega.

En el ámbito personal, Ruiz Alonso destacó que es "dialogante, dinámico, emprendedor", que ha participado en proyectos muy importantes y de gran trascendencia en el ámbito de la Atención Primaria y que tendrá un reto para él, pero que también supone una apuesta importante para la Consejería de Sanidad y la Gerencia como es el "hecho histórico" de la puesta en funcionamiento del nuevo Hospital Río Hortega.

Además, Ruiz agradeció públicamente al doctor Ibáñez Fraile su entrega y dedicación durante los 10 años que ha estado dedicado a la gestión hospitalaria, primero en Palencia y después en el Río Hortega, sobre todo en unos años "especialmente complejos" porque ha tenido que "compaginar" la puesta en marcha del nuevo hospital con todos los problemas que plantea la gestión diaria en el centro que dirigió.

García Prieto, de 49 años, sustituye a Antonio Ibáñez Fraile al frente del Río Hortega. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valladolid en 1980 (con el grado de Licenciatura en 1981), el nuevo gerente de este centro hospitalario vallisoletano pertenece además al Cuerpo Sanitario, escala de Médicos Inspectores, actividad que ejerció entre 1983 y 1985.

Desde ese año y hasta 1990, Eduardo García Prieto fue director sectorial de Ambulatorios de Valladolid con el Insalud para, a continuación, ser designado como director gerente de Atención Primaria Valladolid Oeste, responsabilidad en la que permaneció hasta junio de 2002.

En esa fecha, Eduardo García Prieto fue nombrado director técnico de Atención Primaria de la Gerencia Regional de Salud, encargándose del diseño y desarrollo del modelo de atención sanitaria más cercano al paciente. Este es el puesto que ocupaba hasta este momento, en el que ha sido nombrado máximo responsable del Hospital Río Hortega de Valladolid.

Entre su currículo destacan su participación en el 'Programa superior de Dirección hospitalaria del Instituto de Empresa', así como en el 'Programa avanzado de Desarrollo directivo para gerentes de Atención Primaria' del Insalud.

NUEVO HOSPITAL

Por otro lado, la directora gerente, en respuesta a las preguntas de los periodistas, se refirió a una posible redistribución de las áreas de salud de Valladolid una vez que se abra el nuevo hospital, lo que supondrá un "cambio importante" de ubicación de los dos centros hospitalarios vallisoletanos.

A este respecto, Carmen Ruiz explicó que esta situación obliga a estudiar y analizar cuáles son las mejores zonas de influencia teniendo en cuenta la accesibilidad y las condiciones demográficas de la provincia y si al final se considera que es aconsejable modificar, se llevará a cabo esta medida, pero insistió en que se está estudiando en la Gerencia y en el resto de la Consejería.

En cuanto a las obras del nuevo hospital, aseguró que siguen a buen ritmo y señaló que se está haciendo "un esfuerzo muy importante por parte de todos" para conseguir que se cumplan los plazos previstos, algo que se prevé para "el grueso de las obras".

Ruiz aclaró que lo que quizá requiera algún ajuste es compaginar las obras con la instalación del equipamiento en algunas partes del hospital donde haya que instalar equipos que necesiten anclajes en el suelo o el techo, en las que habrá que "solapar" la puesta en funcionamiento con el fin último de las obras.

"Previsiblemente se cumplirán los plazos", indicó la directora gerente, quien recordó que está previsto que a finales de este verano o principios de otoño se finalice el grueso de las obras y sólo queden los remates y la adaptación para el equipamiento.

En este sentido, añadió que están "muy sujetos" a los proveedores, ya que el equipamiento está sometido continuamente a los cambios tecnológicos y las innovaciones, lo que ha impedido hacer adquisiciones con muchos meses de anticipación para tratar de acceder a los últimos modelos.

Así, aseguró que ya se ha iniciado la licitación del equipamiento, algo que continuará los primeros meses de 2007, mientras que el traslado definitivo probablemente se lleve a cabo en el verano que viene por considerar que es una época en que asistencialmente puede tener menos repercusión y es cuando mejor se puede compaginar con la prestación del servicio.