La clave para llevar un "perfecto" embarazo es hacer una dieta equilibrada

Actualizado 08/02/2008 14:21:36 CET

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La clave para llevar un "perfecto" embarazo es hacer una dieta lo más equilibrada posible, además es fundamental comenzar el embarazo con salud, por eso los expertos recomiendan tomar suplementos de ácido fólico desde el mismo momento en el que empecemos a pensar en tener descendencia.

"Durante el embarazo, en tu alimentación no pueden faltar el pan, los cereales y las patatas --mejor integrales--, que deben representar el 70 por ciento de nuestra dieta. En cuanto a las frutas y hortalizas se deben tomar al menos cinco raciones diarias -- el zumo de frutas sólo cuenta como una ración--", según explicó hoy el director de Programas Médicos de Sanitas, el doctor Ignacio Ferrando.

En cuanto a la carne, el pescado, los huevos, las nueces y las legumbres son fuente de proteínas, vitaminas y minerales, "así que lo recomendable es comer de dos a tres porciones al día", informó Ferrando. Igual que de leche y productos lácteos frescos, que nos proporcionarán calcio y proteínas, "aunque puede resultar una alternativa escoger sus versiones bajas en calorías o descremadas", explicó el especialista.

Según el director de Programas Médicos de Sanitas, "como regla general, la ganancia de peso en un embarazo no debe superar los 13 kilos, pero tampoco hay que obsesionarse con ello. El embarazo no es el mejor momento para perder peso, a no ser que tu médico te indique lo contrario. La ingestión de calorías recomendada se sitúa en torno a las 2.000 hasta los tres últimos meses de embarazo".

EL CALCIO, FUNDAMENTAL PARA EL DESARROLLO DEL BEBÉ

Según el doctor Ferrando, lo que sí se debe ingerir por dos son los nutrientes y no las calorías. En cuanto al calcio, el experto afirmó que es fundamental para el desarrollo de los dientes y de los huesos del bebé.

Por otro lado, el experto destacó que hay que dedicarle especial atención al hierro, fundamental para la formación de glóbulos rojos en la sangre, y aumentar la ingesta de algunas vitaminas como la vitamina C para absorberlo, la D para absorber el calcio y la vitamina B12 para tener una sangre sana.

"Tampoco debemos descuidar la ingesta de ácidos grasos esenciales Omega 3, importantes para el cerebro y el desarrollo del sistema nervioso del bebé", concluyó.