Los cirujanos españoles están técnicamente capacitados para realizar un transplante facial, según expertos

Actualizado 08/05/2006 15:48:10 CET

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Representantes de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) aseguraron hoy que los cirujanos españoles están técnicamente capacitados para realizar un transplante facial y evaluaron que las razones para no autorizar aún una cirugía de esta naturaleza pasan, fundamentalmente, por el tratamiento inmunosupresor de largo plazo que demanda y por el desconocimiento de la eficacia funcional de la operación.

Antonio Bazán, presidente del XLI Congreso de la SECPRE que se celebrará en Pamplona del 10 al 13 de mayo y que fue presentado hoy en rueda de prensa, aseveró que "el transplante facial no es técnicamente tan complejo" y que "los profesionales españoles están plenamente capacitados para esto. El problema es que requiere un tratamiento inmunosupresor casi de por vida y eso no es gratuito. Además es necesario que se protocolicen ciertas pautas de tratamiento y que se evalúe si no sólo logra cubrir el defecto facial, sino también si funciona. Aún resta evaluar la eficacia funcional de esta cirugía", aclaró.

Por su parte, Beatriz Berenguer, secretaria general de la asociación que agrupa a los cirujanos, destacó que la principal dificultad en un transplante de este tipo pasa por la inmunosupresión que requiere para evitar el rechazo y que, según destacó, puede generar importantes efectos secundarios en el paciente. Teniendo en cuenta estos riesgos, consideró que es importante evaluar si efectivamente es funcional ya que este tipo de pacientes, presentan una pérdida estética en muchos casos muy limitante pero que no pone en peligro su vida; a diferencia de lo que sucede con aquellas personas que requieren un transplante de órganos para poder seguir viviendo y que deben asumir los riesgos de la inmunosupresión.

ADVERTENCIA SOBRE LA RINOESCULTURA

Los expertos advirtieron también acerca de las complicaciones que pueden ocasionar tratamientos estéticos sin cirugías que actualmente se publicitan para corregir defectos en la nariz. Según explicó José Manuel Pérez Macías, presidente de la SECPRE, "la rinoplastía sin cirugía no existe porque la rinoplastia es una técnica quirúrgica" y aclaró que "la rinoescultura es una técnica, autorizada en el país, que infiltra sustancias para dar forma o modelar la nariz que, si bien ofrece resultados buenos, los productos que se inyectan pueden producir, con el tiempo, efectos indeseables como deformidades o cambio de color".

En ese sentido, advirtió que, desde la SECPRE "no somos partidarios de este técnica, aunque esté autorizada en el país". Por su parte, Berenguer llamó a la prudencia en el uso de sustancias inyectables de ese tipo ya que, "ante cualquier complicación es muy difícil o casi imposible de extraer". En la misma línea, el doctor Bazán aconsejó optar por la rinoplastia: "Si hay ténicas contrastadas que funcionan, lo mejor es optar por ellas, y no, por una cuestión de modas, entrar en una situación de paramedicina", alertó el profesional.

ESPAÑA, A LA CABEZA DE EUROPA EN NÚMERO DE CIRUGÍAS

El presidente de la SECPRE, citando un estudio de la Sociedad Internacional de Cirugía Estética (ISAPS) comentó que España es el primer país europeo en cantidad de cirugías estéticas y el cuarto a nivel mundial por detrás de Estados Unidos, México y Argentina. El experto atribuyó esta primacía a varios factores como la existencia de unos 900 especialistas en el país y el cáracter latino de los españoles.

Según señaló, las cirugías estéticas más pedidas actualmente son las que actúan contra el envejecimiento facial, la liposucción, los implantes mamarios, la faloplastia y la rinoplastia. Berenguer acusó además un importante incremento entre los varones que se someten a operaciones estéticas que, según estimó, alcanzaría a un 20% del total de cirugías.

Respecto de la cirugía de implante mamaria, Pérez Macías comentó que ya se puso en marcha un registro para poder cuantificar cuántas intervenciones quirúrgicas se realizan, el nivel de complicaciones que presentan, etc. Sin embargo, a partir de datos proporcionados por los distribuidores comerciales de los implantes, el experto informó que entre 2004 y 2005 se realizaron unos 50.000 implantes, de los cuales, la gran mayoría respondía a demandas meramente estéticas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter