En mayores de 45 años

La cirugía temprana para las fracturas de cadera en mayores puede mejorar los resultados

Actualizado 07/10/2014 8:57:57 CET

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La cirugía temprana para tratar las fracturas de cadera en las personas mayores puede mejorar sustancialmente los resultados de los pacientes, según los resultados de un ensayo controlado aleatorio publicado en 'Canadian Medical Association Journal'.

   Las fracturas de cadera pueden causar complicaciones graves, provocando desde el ingreso en las instalaciones de atención a largo plazo de algunos adultos mayores que antes vivían en su hogar hasta, incluso, la muerte. Además, causan dolor, sangrado e inmovilidad, llevando a complicaciones médicas en las personas en espera de cirugía. En muchos países, la espera a la cirugía de cadera puede ser de 24 horas o más, principalmente por los procedimientos médicos preoperatorios y el acceso a la sala de operaciones.

   Un equipo de investigadores canadienses trabajó con 60 personas de 45 años o más con diagnóstico de fractura de cadera que requerían cirugía en un día laborable en horario diurno normal. Los pacientes de dos hospitales en Hamilton, Ontario, Canadá, y uno en Pune, India, fueron asignados al azar a un grupo que recibió atención acelerada (30 pacientes) y a un grupo control que obtuvo la atención estándar (30 personas).

   La edad media de los participantes fue de 81 años, el 63 por ciento eran mujeres y muchos tenían varias enfermedades: 68 por ciento hipertensión, 20 por ciento enfermedad coronaria y 17 por ciento demencia. Para los pacientes en el grupo de cuidado acelerado, el tiempo medio entre el diagnóstico de la fractura y la autorización para cirugía fue de 1,5 horas en comparación con 3,4 horas en el grupo de atención estándar.

El tiempo medio desde el diagnóstico hasta la práctica de la cirugía fue de seis horas para el grupo de cuidado acelerado, unas 18 horas menos que las 24,2 horas a la espera de cirugía en el grupo de atención estándar. Los investigadores propusieron la meta de acelerar la cirugía unas seis horas.

"Creemos que acortar el tiempo lo máximo posible proporcionará el mayor potencial de beneficio, como es el caso del infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular agudo", afirma uno de los investigadores principales de esta prueba piloto, PJ Devereaux, de la Universidad McMaster, en Hamilton, Ontario, Canadá.

"Los resultados proporcionan pruebas alentadoras de que acelerar la cirugía puede mejorar sustancialmente los resultados en estos pacientes", resalta otro de los autores de la investigación, el doctor Mohit Bhandari, de la Universidad McMaster. El equipo de este trabajo planea llevar a cabo un estudio a gran escala en 2014, invitando a los científicos interesados a participar en él.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter