La cirugía contra la obesidad es segura y la mortalidad "baja"

Actualizado 13/07/2006 17:36:02 CET

SANTANDER, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El cirujano Adelardo Caballero, del Hospital de la Princesa, de Madrid, defendió hoy que el tratamiento quirúrgico de la obesidad "tiene complicaciones, pero mucho menos de lo que pudiera parecer" y aseguró que las diferentes técnicas que se emplean pueden considerarse "seguras", puesto que la mortalidad es del 1 ó el 2 por ciento. "En pacientes intervenidos por apendicitis la mortalidad es similar", indicó.

Así lo afirmó en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por los endoscopistas Luis Abreu y José Luis Calleja, del Puerta de Hierro de Madrid, con motivo de su participación en el encuentro 'Innovación en endoscopia terapéutica avanzada', de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.

Caballero señaló que los pacientes obesos "normalmente tienen otras enfermedades asociadas", como "problemas respiratorios", por ejemplo. "El paciente obeso es un paciente de altísimo riesgo para cualquier cosa", apostilló Calleja, quien señaló que este problema afecta al 15 por ciento de la población española.

Por ello, estos especialistas explicaron que los casos conocidos de muertes en el quirófano en intervenciones en pacientes obesos "hay que ponerlas en ese contexto", porque, según reconocieron, aunque "hay muchas personas en listas de espera" para realizarse ese tipo de operaciones, también hay "otras muchas que tienen miedo" por una "sensación de riesgo exacerbada".

Con todo, Caballero indicó que los especialistas están tratando de coordinarse para ofrecer al paciente "tratamientos secuenciales", una forma nueva de trabajar, que hace que, por ejemplo, antes de recurrir al 'by pass', una técnica "agresiva" puesto que quita una parte del intestino, se pruebe con otras técnicas.

En el encuentro de la UIMP, precisamente, Caballero presentó la técnica que es de su especialidad, consistente en la colocación de una banda para reducir el estómago y aportar al paciente una sensación de saciedad.

Las ventajas de esta intervención, según explicó, son que "es más moderna", evita cortar parte del intestino, "en muchos casos puede hacerse de forma ambulatoria", con lo que el paciente dormiría en su casa, y "se puede regular", por lo que "es reversible".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter