EL ADENOCARCINOMA

Científicos españoles desarrollan un método para predecir la supervivencia al cáncer de pulmón más frecuente

Actualizado 07/10/2014 11:16:31 CET

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han desarrollado y patentado un nuevo test genético 'in vitro' que predice la supervivencia al cáncer de pulmón más frecuente, el adenocarcinoma, con una mayor probabilidad que los métodos clínicos actuales.

El hallazgo, que ha sido posible a partir de la investigación de la Unidad de Oncología Molecular del CIEMAT, puede suponer una mejora en la calidad de vida de estos pacientes, ya que aquellos con buen pronóstico evitarían la quimioterapia, lo que también redundaría en un ahorro de costes para los hospitales.

En concreto, se trata de un método genómico-clínico que determina el pronóstico de un sujeto diagnosticado con adenocarcinoma de pulmón estudiando, a partir del tumor, los niveles de expresión de 30 genes.

Los resultados se combinan con otros indicadores como la edad, el sexo y el estadío del tumor y, a partir de ahí, los pacientes se clasifican en fases de las que dependen su pronóstico y tratamiento.

Aunque existen parámetros clínico-patólogicos que predicen con buena precisión la supervivencia de los pacientes, hay tumores con ciertas características que tienen comportamientos muy distintos, en cuyo caso, el nuevo método aumenta la predicción del pronóstico de manera significativa.

Los investigadores de la Unidad de Oncología Molecular del CIEMAT realizaron estudios de genómica funcional en muestras de tumores espontáneos que se desarrollan en un modelo de animal transgénico carente de dos genes supresores tumorales (RB1 y TP53) de forma exclusiva en epitelios estratificados, como la piel. La comparativa de genes sub o sobreexpresados mostró un enorme parecido con muestras tumorales humanas.

De forma sorprendente, vieron que estos tumores humanos procedían de tejidos tan diferentes como vejiga y mama o incluso tumores hematológicos, pero compartían un factor común: mutaciones en el gen TP53 y un mal pronóstico clínico.

A partir de estos datos, los investigadores llevaron a cabo un estudio mediante técnicas bioinformáticas con el fin de determinar el número mínimo de genes que podrían considerarse biomarcadores de malignidad para diversos tumores humanos.

COMPORTAMIENTO DE LOS TUMORES EN FASES TEMPRANAS

En este caso se observó que los niveles alterados en la expresión de un número mínimo de genes (tan solo un par de decenas de ellos frente a los miles que conforman la totalidad del genoma) eran capaces de predecir el comportamiento clínico en adenocarcinomas de pulmón en etapas tempranas.

La importancia del cáncer de pulmón reside en que representa actualmente una de las principales causas de muerte de los pacientes oncológicos.

Con estos datos sería posible predecir, mediante una prueba no muy sofisticada y que se podría aplicar en la mayoría de los laboratorios de anatomía patológica de los centros terciarios del Sistema Nacional de Salud (SNS), la probabilidad de un comportamiento clínico adverso en los pacientes humanos, lo que puede servir como base para la aplicación de terapias más agresivas en este grupo de pacientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter