Podría conducir a nuevos tratamientos

Científicos descubren nuevas funciones de las plaquetas

Un Sanitario Almacena Bolsas De Sangre
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 02/09/2013 8:59:06CET

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo hallazgo de expertos de la Fundación de Investigación Médica de Oklahoma (Estados Unidos), y publicado en el último número de 'Nature', podría conducir a nuevos tratamientos para reducir el sangrado en los traumatismos y las infecciones severas. En concreto, los autores del estudio, Lijun Xia, Jianxin Fu y Brett Herzog, han detectado nuevas funciones de las plaquetas.

Una forma en que el sistema inmune mantiene un cuerpo sano es a través de la vigilancia inmunológica. Los linfocitos, un tipo de glóbulo blanco, salen constantemente del torrente sanguíneo y registran los ganglios linfáticos para analizar posibles agentes patógenos o el crecimiento anormal de las células. Esta función prepara el sistema inmunológico para combatir las infecciones y eliminar las células precancerosas.

Durante años, los científicos se han preguntado cómo los linfocitos salen del torrente sanguíneo a un volumen tan alto sin causar sangrado. Xia y su equipo descubrieron que las plaquetas, que normalmente detienen la pérdida de sangre por la aglutinación y la formación de tapones en los orificios de los vasos sanguíneos después de las lesiones, activan un proceso de selección que permite a los linfocitos salir a los ganglios linfáticos sin permitir que las células rojas de la sangre dejen el vaso sanguíneo.

"Las plaquetas son las células sanguíneas más pequeñas que trabajan en la coagulación para curar cortes, ya que se adhieren al sitio de la lesión", dice Xia, miembro del Programa de Investigación de Biología Cardiovascular de OMRF. Y explica: "Esta nueva función requiere a las plaquetas para volcar un contenido lipídico específico, pero no necesita plaquetas intactas porque no es la formación de un coágulo".

"No sólo están haciendo las plaquetas. Es posible que los linfocitos que salen del vaso sanguíneo, lo están haciendo por salir al exterior del vaso", afirmó Xia, desvelando así otro nuevo hallazgo. Cuando los científicos interrumpieron el proceso mediante la eliminación de una proteína llamada podoplanin, el proceso de selección dejó de funcionar, permitiendo escapar tanto a los linfocitos y las células rojas de la sangre.

PODRÍA ALTERARSE EL USO QUE LOS MÉDICOS HACEN DE LAS PLAQUETAS

El nuevo estudio revela una nueva función de las plaquetas con independencia de su papel hemostático, unos resultados que podrían alterar la forma en que los médicos usan las plaquetas para tratar las lesiones traumáticas y las infecciones graves. Las plaquetas intactas que pueden coagular normalmente sólo duran de cinco a siete días en la sangre y no se pueden congelar, por lo que su almacenamiento es un problema, explica Xia.

Dado que estas nuevas funciones no dependen de plaquetas intactas, los investigadores apuntan a diferentes usos de las plaquetas y, tal vez incluso, algunas que han sido congeladas. Si funciona, el descubrimiento podría ser útil en la detención generalizada de la hemorragia interna causada por traumas o infecciones graves.

"A medida que continúa la investigación, creo que hay una posibilidad de que esto dé lugar a nuevas terapias que pueden retardar o detener la hemorragia en el trauma y enfermedades relacionadas con la sepsis", afirma Xia, quien añade que el descubrimiento ha abierto varias vías para nuevas investigaciones, como una mejor comprensión de cómo las plaquetas salen de los vasos para iniciar el proceso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter