La cerveza puede prevenir enfermedades cardiovasculares e inflamatorias

Actualizado 06/03/2006 19:01:20 CET

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los antioxidantes que contienen el lúpulo y la cebada de la cerveza pueden ejercer un efecto protector frente a enfermedades cardiovasculares, inflamatorias y degenerativas. Así informó hoy en un comunicado el 'Centro de Información Cerveza y Salud' tras dos estudios científicos realizados por la Universidad de Innsbruck (Austria) y las Universidades de Valencia y Burgos.

Los resultados de las investigaciones concluyeron que el consumo moderado de cerveza puede tener efectos protectores sobre procesos inflamatorios y algunas enfermedades crónicas, según el estudio realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Innsbruck (Austria). Además, según otro estudio realizado conjuntamente por la Universidad de Valencia y la Universidad de Burgos, este consumo moderado también podría proteger contra los procesos oxidativos del organismo, relacionados con las enfermedades cardiovasculares, y degenerativas.

Los experimentos realizados con células sanguíneas han demostrado que el consumo moderado de cerveza puede bloquear algunas infecciones y enfermedades crónicas. Según informa los resultados de la investigación austriaca, las sustancias contenidas en los extractos de cebada "parecen tener un impacto parecido al que se atribuye al vino tinto y al té verde y negro en el organismo, cuyo efecto positivo para la salud, sobre todo en las enfermedades coronarias, es reconocido médicamente". Los científicos destacan que el hecho de beber cerveza no implica necesariamente la ingesta de bebidas alcohólicas, dado que el efecto positivo del zumo de cebada se hace notar también cuando ésta se consume en su variedad 'sin'.

Además, tras una investigación realizada en humanos y animales de experimentación realizada por la Universidad de Valencia y la Universidad de Burgos, se verificó que los niveles en sangre de LDL (colesterol malo) y LDL oxidada disminuían significativamente. Todas estas propiedades se deben a los polifenoles y melanoidinas contenidos en diversos ingredientes de esta bebida como es el lúpulo y la cáscara de cebada.