Hasta ahora eran tratados en los centros sanitarios públicos

Cemsatse rechaza que las bajas por enfermedad laboral de trabajadores sanitarios sean atendidas por mutuas

Publicado 19/09/2013 19:02:30CET

VALENCIA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Cemsatse ha rechazado la medida adoptada por la Administración de decidir, "de forma unilateral", que sean las mutuas las que presten asistencia por accidentes laborales y enfermedades profesionales a los empleados públicos del sector sanitario al servicio de la Generalitat Valenciana sujetos al régimen general de la Seguridad Social, según ha indicado el sindicato en un comunicado.

Cemsatse ha reivindicado que en el servicio público de salud "se cuenta con los mejores profesionales y medios existentes". "Si algo falla, y seguro que falla, es la gestión del servicio público que realiza la Administración", han añadido. Por lo tanto, el sindicato ha solicitado la paralización de esta medida, "tanto en cuanto no se negocie y se informe a este respecto a los representantes de los trabajadores".

Hasta el momento, en caso de incapacidad por contingencias laborales, éstas eran cubiertas por el INSS y tratadas en los centros sanitarios públicos dependientes de la Conselleria de Sanidad.

Así, en una reunión celebrada este jueves en la Ciudad de la Justicia de Valencia, la conselleria ha notificado a los representantes de los trabajadores públicos de la provincia de Valencia, "sin ningún tipo de negociación", que las mutuas pasarían a prestar asistencia a los empleados sanitarios públicos en caso de accidentes laborales o enfermedades profesionales. La Administración "ha obviado también informar de las condiciones y características de esta contratación que ha realizado con las mutuas".

Desde el sindicato han apuntado que "una vez más", la Administración valenciana, "sin la preceptiva y previa negociación" en Mesa General de la Función Pública, y "sin ningún tipo de información" a los representantes de los trabajadores, "ha decidido el cambio de entidad de cobertura de las contingencias profesionales, eliminando al INSS y contratando a una serie de mutuas".

PRIVATIZACIÓN

Cemsatse ha manifestado que "no se ha dado ninguna justificación para este cambio de modelo", justificación que por otra parte es "inexistente, dado que no supone ningún beneficio para el trabajador-funcionario asistido". Esta medida solo supone, "una vez más, la privatización de una parte de la sanidad pública".

La Administración "vuelve a desmerecer" el servicio otorgado por la Sanidad pública, y se ampara en que la asistencia que los trabajadores recibirán de la mutuas será "mucho mejor, lo que resulta sorprendente, máximo en el caso del ámbito sanitario, en el que una vez más, la propia Administración desprestigia y minusvalora el quehacer de estos profesionales".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter