El hallazgo podría permitir nuevos tratamientos

Células inmunes raras promueven la inflamación alérgica en el esófago inducida por alimentos

Actualizado 21/07/2013 21:10:05 CET

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Escuela de Medicina de Perelman en la Universidad de Pennsylvania y el Hospital de Niños de Filadelfia (CHOP, en sus siglas en inglés), en Estados Unidos, muestra que un tipo de célula inmune rara y reacciones específicas al alimento alergénico se unen, en el mal sentido, para causar esofagitis eosinofílica (EoE), un hallazgo que apunta a nuevas formas de tratar la posible inflamación asociada con EoE.

La inflamación alérgica provocada por respuestas inmunitarias inapropiadas a algunos tipos de alimentos se ha convertido en un importante problema de salud pública. La EoE es una enfermedad asociada a la alergia alimentaria que afecta a niños y adultos y es causada por la inflamación en respuesta a alimentos desencadenantes como los huevos, las nueces, la leche, el trigo y la soja.

La inflamación del esófago, como se ve en pacientes con EoE, eventualmente, puede conducir a la disfunción esofágica debilitante, causando dificultad para tragar y fibrosis del esófago, entre otros síntomas. Sin embargo, las opciones de tratamiento actuales para EoE, incluida la adhesión a las dietas estrictas, no son específicas para esta condición y perjudican el estilo de vida de los pacientes.

La presencia de grandes poblaciones de células inmunes en el esófago de pacientes humanos con EoE sugiere que el sistema inmune puede contribuir a la patogénesis de esta enfermedad. En un trabajo anterior, científicos de CHOP, junto con sus colaboradores en el Hospital Infantil de Cincinnati, encontraron que las mutaciones genéticas en el gen que codifica la linfopoyetina estromal tímica (TSLP), una proteína que es producida por las células epiteliales que recubren el esófago y dirige las actividades de varios tipos de células inmunes, está altamente relacionada con EoE en niños.

Estos resultados sugieren que TSLP desempeña un papel importante en el desarrollo de esta enfermedad. Con este estudio, David Artis, profesor asociado de Microbiología de Penn, dos investigadores postdoctorales en el laboratorio de Artis, Mario Noti y Elia Tait Wojno, y sus colegas, han identificado un mecanismo por el cual TSLP puede contribuir al desarrollo de EOE, como describen los propios autores en la edición digital de 'Nature Medicine'.

Utilizando un modelo de ratón de la EoE, el grupo de Artis encontró que la sensibilización al huevo y a la proteína del maní, en asociación con el aumento de los niveles de TSLP, dirige la movilización de un tipo raro de célula inmune llamada basófilo. En las personas sanas, estas células constituyen menos del 1 por ciento de las células inmunes totales en el cuerpo, pero con EoE pegan fuerte.

Cuando los ratones con EoE fueron tratados con reactivos terapéuticos que limitan TSLP y los basófilos responden a los alérgenos alimentarios, la inflamación del esófago en estos animales mejoró dramáticamente. "El uso de este nuevo modelo de ratón ha puesto de manifiesto que la producción de TSLP y las respuestas resultantes de los basófilos pueden ser críticos en la EoE en respuesta a la exposición a los desencadenantes de las alergias a alimentos", explica Noti.

El equipo también encontró que exceso de TSLP y respuestas de los basófilos en los tejidos de biopsias esofágicas en pacientes pediátricos y adultos con EoE. Incluso, los pacientes pediátricos con EoE con una mutación genética en el gen TSLP tenían más probabilidades de haber aumentado las respuestas de los basófilos en la sangre en comparación con pacientes de EoE que carecían de esta mutación.

"La identificación de TSLP y las respuestas de los basófilos en el esófago y la sangre periférica de pacientes humanos con EoE es compatible con nuestros estudios en modelos de ratón e indica que estos factores pueden desempeñar un papel clave en la EoE en pacientes", resume Tait Wojno.

Los resultados de los estudios en humanos y rodeores sugieren que TSLP y basófilos pueden promover el desarrollo de la inflamación en el esófago, en respuesta a los alimentos que desencadenan una respuesta alérgica en algunos individuos, o que TSLP y basófilos pueden contribuir a la persistencia de la inflamación. Estos factores podrían ser dirigidos con nuevas terapias para el tratamiento de la EoE en los pacientes, según los investigadores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter