EN LA MESA DE NEGOCIACIÓN DE LOS RECORTES

Cataluña.- Los sindicatos sanitarios acusan a la patronal de "oscurantismo" y amenazar sólo con expedientes

Antoni Gallego, Metges De Catalunya, Conseller Boi Ruiz Y Presidente De La FEMS
METGES DE CATALUNYA
Actualizado 10/06/2011 12:05:22 CET

Los médicos ven con escepticismo que la Generalitat les quiera convertir en "autoridad"

BARCELONA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos sanitarios han acusado este jueves a la patronal del sector de "oscurantismo" en la tercera reunión de la Mesa de Salud para abordar los efectos laborales de los recortes en el sector, en la que no han alcanzado ningún acuerdo.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general del sindicato Metges de Catalunya (MC), Antoni Gallego, y de la Federación de Sanidad de UGT, Juan Cobacho, han criticado la "falta de transparencia" de La Unió, el Consorci de Salut i Social de Catalunya (CSC) y de la Asociación Catalana de Entidades de Salud (Aces) en esta negociación.

Sólo han traído datos económicos generales, ni siquiera de cada centro, y amenazan con despedir a más personal, si los trabajadores no aceptan rebajar el 5% del sueldo por convenio y de forma definitiva, aumentar la jornada laboral y cobrar objetivos en función de si el centro logra beneficios, han reseñado ambos líderes sindicales.

"Piden mucho esfuerzo a cambio de pocas garantías", ha lamentado el presidente de MC, Albert Tomàs, que junto a Gallego, han visto con enorme escepticismo la voluntad de la Conselleria de Salud de la Generalitat de elevar a los profesionales sanitarios a rango de "autoridad".

Tras una intensa reunión, cuya continuación se ha pospuesto para la próxima semana, los líderes sindicales se preguntaban por el futuro de la negociación, que han calificado de "inexistente" por la ausencia de información sobre la afectación concreta de las medidas de choque en los centros y el desconocimiento del mapa final de servicios, tras una eventual reordenación.

"Los pacientes van a seguir siendo los mismos, pero el Hospital del Mar de Barcelona dejará de operar 1.000 prótesis y centenares de cataratas", ha advertido Gallego, quien ha obviado que los pacientes seguirán llegando a las consultas y deberán ser los profesionales quienes atiendan a estas personas sin las condiciones necesarias.

"Esto no es una industria", ha proseguido Gallego, quien ha acusado al departamento que lidera Boi Ruiz de utilizar la trampa ficticia de querer reducir clientes (pacientes) para compensar la reducción de presupuesto.

Por su parte, el presidente de MC también ha cargado contra la intención de Salud de permitir a los centros sanitarios públicos llevar a cabo actividad privada.

A su juicio, el riesgo ahora es que la acumulación de las listas de espera alcance un pico y Salud decida, después, comprar esta actividad a clínicas privadas, cuando ésta debería hacerla la sanidad pública, ha defendido.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.