Carmen Montón será la nueva ministra de Sanidad

Carmen Montón, consellera de Sanidad
CONSELLERIA DE SANIDAD - Archivo
Actualizado 05/06/2018 18:37:20 CET

VALÈNCIA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La actual consellera de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Carmen Montón, será la nueva ministra de Sanidad del Gobierno socialista de Pedro Sánchez, según ha podido saber Europa Press.

El nombre de Carmen Montón sonaba entre los posibles candidatos a ocupar la cartera de Sanidad en el Ejecutivo central y, de hecho, esta misma mañana era preguntada por esta posibilidad por los periodistas en un acto en Valencia. "Gracias por la pregunta pero esto no lo puedo contestar hoy", señalaba.

Carmen Montón Giménez, nacida en Burjassot (Valencia), es consellera de Sanidad Universal y Salud Pública desde junio de 2015 en el gobierno valenciano que lidera el socialista Ximo Puig.

Licenciada en medicina por la Universidad Pública de Valencia y máster en Estudios Interdisciplinares de Género por la Universidad Juan Carlos I, Montón siempre se ha mostrado a favor de la derogación del Real Decreto 16/2012, como así lo expuso recientemente en un desayuno organizado por Europa Press donde, además, criticó la "muy poca consideración" que su antecesora en el cargo, Dolors Montserrat, estaba teniendo hacia las comunidades autónomas.

De hecho, recordó que su ejecutivo autonómico estaba apostando por la sanidad universal y de calidad como un "derecho" de los ciudadanos como, por ejemplo, las inversiones de las inversiones en las estructuras y tecnologías sanitarias que la Generalitat había puesto en marcha, así como las ayudas al copago a pensionistas, desempleados o familias monoparentales, entre otros colectivos; o la apuesta por el sector público frente a los modelos de gestión privada.

"Hoy, mientras damos un giro de 180 grados a las políticas sanitarias, seguimos exigiendo la derogación del Real Decreto 16/2012 porque no ha demostrado el supuesto ahorro económico en el que se amparó para ver la luz, sino que se ha constatado el sufrimiento y pérdida de la salud de la población. Los recortes y copagos no funcionan como ahorro, sino que afectan a la calidad, seguridad clínica y producen discriminación en el acceso e inequidades", detalló.

Montón ingresó en las filas socialistas en el año 1992 y, hasta ahora, ha ocupado diversos cargos de responsabilidad como, por ejemplo, la portavocía socialista de la Comisión de Igualdad en el Congreso de los Diputados (2012-2015), la secretaría de Igualdad de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE (2014-2016) y la secretaría general adjunta del Grupo Parlamentario Socialista (2013-2014).

Asimismo, ha sido vocal de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido Socialista. (2012-2014), coordinadora federal de la Organización Sectorial de Participación Ciudadana del PSOE (2005-2012) y militante del JSE (1992-2007), concejala de Cultura en el Ayuntamiento de su pueblo natal, Burjassot (1999-2004) y secretaria de Movimientos Sociales y ONG's PSPV-PSOE (2000-2004).

De las iniciativas parlamentarias en las que ha trabajado y de las que ella misma ha reconocido sentirse "más orgullosa" han sido la ley que permitió el matrimonio entre personas del mismo sexo y la de identidad de género. Además, fue ponente de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Dentro del Partido Socialista ha formado parte del Comité Federal y ha sido coordinadora federal de la Sectorial de Participación Ciudadana PSOE. En la 36º Congreso fue elegida vocal de la Comisión Ejecutiva Federal y responsable de las políticas de igualdad en la Secretaría de Igualdad.

Miembro del Intergrupo Parlamentario Español sobre Población, Desarrollo y Salud Reproductiva, que coordinó durante el periodo 2008-2012, forma parte también del Foro Parlamentario Europeo de Población, Desarrollo y Salud Reproductiva, desde el 2004, y del Programa de Liderazgo Político del Instituto Aspen. Además, en el 2013, participó en la Comisión Parlamentaria de la CSW de Naciones Unidas, como representante de dicho foro.

SUS MEDIDAS EN LA GENERALITAT

Cuando asumió la Conselleria de Sanidad en 2015 se comprometió a rescindir "todos los conciertos posibles" y devolver la universalidad a la Sanidad para "todos".

De hecho, la primera medida del Consell fue el decreto que regulaba la atención sanitaria universal en la Comunitat, que permitía el acceso a la misma a inmigrantes sin papeles. Fue anulado el año pasado por el Tribunal Constitucional aunque la hasta ahora consellera ha defendido que esa atención universal está en vigor porque en su momento se emitieron unas instrucciones para garantizar esa universalidad por las que se garantiza la vigencia de esta prestación.

La nueva ministra siempre se ha mostrado a favor de la derogación del Real Decreto 16/2012, como así lo expuso recientemente en un desayuno organizado por Europa Press donde, además, criticó la "muy poca consideración" que su antecesora en el cargo, Dolors Montserrat, estaba teniendo hacia las comunidades autónomas.

Además, nada más tomar posesión encargó una auditoría sobre las concesiones administrativas existentes y ha capitaneado la reversión de la concesión del Departamento de Salud de La Ribera, que expiraba el 31 de marzo este año y ha pasado a ser gestionado directamente por la Generalitat.

Montón ha reiterado públicamente que su visión de esta área se fundamenta en que "la salud es un derecho y los derechos solo se pueden defender con las ayudas frente al copago, la universalidad o los tratamientos para la hepatitis C desde un sistema sanitario público", iniciativas que ha puesto en marcha desde su cargo de consellera, aunque en el caso de la eliminación de copago farmacéutico también fue recurrido por el anterior Gobierno ante los tribunales.

POLÉMICAS SOBRE NOMBRAMIENTOS

No obstante, durante sus tres años al frente de la sanidad valenciana, Montón ha sido también objeto de algunas polémicas como el nombramiento de Mònica Almiñana como gerente de La Fe, que la oposición criticó, acusando a Montón de crear una plaza 'ad hoc' anunciando la convocatoria de este puesto cinco días después de informar de la designación de Almiñana, que fue consejera delegada del Consorci Sanitari Integral en Catsalut y senadora por el grupo de l'Entesa pel Progrés.

También suscitó controversia el nombramiento de su marido como gerente de la empresa Egevasa --cargo al que renunció posteriormente--, una firma mixta de la Diputación de Valencia, que defendió que se trata de "ámbitos competenciales distintos y de administraciones distintas". La propia vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, apuntó entonces que no era "estético" y "no se debería haber producido" ese nombramiento.

NO SE SITUÓ ENTRE LOS CRÍTICOS A SÁNCHEZ

En el plano político, Montón no figuraba en la lista de 17 críticos que en septiembre de 2016 renunciaron a seguir en la Comisión Ejecutiva Federal de Pedro Sánchez --y entre los que sí se encontraba el propio secretario general del PSPV y jefe del Consell, Ximo Puig--.

Sin embargo, después de este gesto, la entonces consellera no volvió realizar ningún pronunciamiento sobre el dirigente socialista, que no la incluyó en su nueva dirección en junio de 2017 tras ganar las primarias a Susana Díaz.

La consellera no se prodigó en declaraciones políticas ni sobre la crisis de su partido en ese periodo y pedía constantemente "no mezclar ámbitos" en referencia a sus competencias en el PSOE y en el Ejecutivo autonómico. Ahora deja su cartera en el Consell de Ximo Puig para integrarse en el equipo de gobierno de Pedro Sánchez.