Carmen Montón donó su pelo en favor de las mujeres con cáncer y asegura que lo volverá a hacer

Carmen Montón comparece en la Comisión de Sanidad del Congreso
ÓSCAR DEL POZO/EUROPA PRESS
Publicado 20/07/2018 17:24:39CET

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, ha donado su pelo en favor de las mujeres que se someten a un proceso de quimioterapia y que necesitan peluca y, tal y como ella misma ha asegurado en una entrevista en la revista 'Marie Claire', recogida por Europa Press, lo volverá a hacer.

"Yo siempre o casi siempre he llevado el pelo largo, pero llega un momento en el que piensa que lo puedes donar para que otra persona le dé un valor simbólico al pelo, alguien que esté siguiendo un tratamiento oncológico, pueda tener una peluca. Así que lo corté y estoy contenta de haberlo hecho, Y cuando me vuelva a crecer, lo volveré a hacer", ha comentado.

Madre de una niña de siete años con su mismo nombre y apellido, la actual ministra de Sanidad fue una de las primeras mujeres que le puso a su hija su apellido por delante del de su padre, lo que explica que se confiese una mujer feminista y que comparta esta ideológica con su marido, ya que ambos quieren lo "mejor" tanto para su hija como para "todos los seres humanos".

Precisamente, Montón pertenece al Gobierno que más mujeres tiene de toda la historia de España y, al parecer, del mundo. "Yo lo vivo con mucha alegría. He estado en tantas reuniones en las que era la única mujer y además la persona más joven... Esto te hace jugar en inferioridad de condiciones. Ahora es todo más horizontal", ha reconocido, para asegurar que no pudo decir que "no" a Sánchez cuando le pidió estar en su Ejecutivo por lo "asertivo" que fue.

Ahora bien, la ministra ha negado que las mujeres sean distintas a los hombres a la hora de tomar decisiones, si bien ha señalado que el rasgo de identidad del Gobierno presidido por Sánchez es la "búsqueda de diálogo" y de soluciones conjuntas. Esta característica es una de las que, según ha dicho, rigen su vida, cuyo eslogan lo titula 'lo que hacemos explica lo que somos'.

Y una de las principales actuaciones que ha hecho al llegar al Ministerio ha sido devolver la universalidad al Sistema Nacional de Salud para que los inmigrantes en situación administrativa irregular puedan ser atendidos en las consultas de Atención Primaria y no sólo en los servicios de Urgencias. Una medida que, tal y como ha reiterado en varias ocasiones, es menos gravosa y beneficia tanto a la salud individual como a la colectiva.

La eliminación del copago farmacéutico es otra de las reformas que se ha comprometido a realizar en lo que queda de legislatura, aunque ha informado de que empezarán por los jubilados en situación más vulnerable, en los que el copago está poniendo "en riesgo" su salud. "Es un recorrido largo, pero es posible", ha dicho la ministra, sin detallar plazos.

Pero no sólo Montón va a enfocar sus esfuerzos en derogar medidas implantadas por el Gobierno de Mariano Rajoy y que suscitaron controversias en muchos sectores de la sociedad, sino que, también, en otras áreas que están sin regular como, por ejemplo, la homeopatía.

Aunque cuando era consejera de Sanidad de la Generalitat Valenciana solicitó a la entonces ministra del ramo, Dolors Montserrat, sacar los productos homeopáticos de las farmacias, en la actualidad reconoce que para ello hay que cambiar la ley y hablar con los diferentes grupos parlamentarios para conocer su opinión al respecto.

"Lo que me gustaría es que la ciudadanía no se confundiera y que no tuviéramos casos como en la Comunidad Valenciana, donde durante mi mandato hubo dos o tres, de fallecimientos incluso, por acudir a un tratamiento que no es tal, que no cura", ha argumentado, tras reiterar que la homeopatía "no ha demostrado evidencia científica a lo largo de los siglos" y que puede producir tanto prejuicios económicos como para la salud.

Finalmente, Montón ha defendido la adopción y ha rechazado la gestación subrogada, a pesar de que asegura que le costó mucho quedarse embarazada. "A mí me ha pasado lo que le ha pasado a muchas españolas, que cuanto tu cuerpo te lo permite, no te lo permite tu trayectoria profesional, y cuando ya das el zapatazo y dices ¡hasta aquí!, pues tienes más dificultades porque ya tienes 35, 40. Bueno, porque vamos a contracorriente. Por eso yo creo que es tan importante que cuando hablamos de maternidad, hablemos de condiciones laborables, hablemos de corresponsabilidad, hablemos de permisos de paternidad iguales, intransferibles y obligatorios", ha zanjado.