El tumor maligno más frecuente, pero con buen pronóstico

El cáncer de piel de Hugh Jackman es consecuencia de una exposición crónica al sol

Actualizado 07/10/2014 8:28:49 CET

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El cáncer de piel que padece el actor Hugh Jackman, del que ha informado él mismo en la red social Instagram, es fruto de una exposición crónica al sol y constituye el tumor maligno más frecuente en el ser humano, si bien tiene buen pronóstico siempre que se extirpe lo antes posible, según explica el doctor José Carlos Moreno, presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y jefe de Servicio del Hospital Reina Sofía de Córdoba.

Concretamente se trata de un carcinoma de células basales en la nariz que el actor australiano --Australia es el país con mayor índice de cáncer cutáneo-- que lo ha descubierto recientemente, y ha lamentado no haber utilizado mayor cantidad de protección solar ni haberse hecho las revisiones de piel oportunas.

Y es que, aunque pueden desencadenarlo otras causas como contaminación química por arsénico o breas, en su desarrollo influye principalmente la radiación solar, por lo que es fundamental su prevención aplicando protección solar "tanto los días de sol como los días nublados, los de piel clara y los de piel oscura, en verano y durante todo el año, con cremas y/o con ropas adecuadas y muy especialmente inculcarlo a nuestros hijos", enfatiza el doctor Moreno.

Se trata de una lesión no molesta y tiene un crecimiento lento, pero progresivo. Suele aparecer en zonas expuestas, como en el caso del actor que le ha aparecido en la nariz. "Lobezno viene de un país (Australia) donde existe una gran exposición solar y donde sus habitantes tienen un alto riesgo de padecer cáncer cutáneo, y seguramente ha acumulado demasiado sol durante la infancia", explica el doctor.

"Al carcinoma de células basales, carcinoma basocelular o basalioma, debemos considerarlo como un tumor maligno ya que tiene un crecimiento destructivo y progresivo que puede llevar, con el paso del tiempo, a producir afectación de estructuras vitales y por tanto provocar la muerte, advierte. Sin embargo, el doctor Moreno precisa que se trata de algo excepcional, ya que normalmente y en la mayoría de los casos, tiene un buen pronóstico siempre y cuando se extirpe de la forma más precoz posible. "Su eliminación competa supone la curación ya que en muy raras ocasiones es capaz de producir metástasis", asegura.

A su juicio, "este carcinoma basocelular no afectará a la vida del actor, pero puede servir para obtener una serie de enseñanzas que él mismo ha comentado: no hay que de consultar ante una lesión que aparece en la piel y que lejos de curarse progresa y no olvidarse de usar fotoprotección", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter