PROMOVIDA POR LA OMC Y VARIAS ORGANIZACIONES SOCIALES

Una campaña propone a los partidos políticos que se hagan públicos los "precios reales" de los medicamentos financiados

Campaña 'No es sano'
OMC
Actualizado 21/10/2015 15:42:16 CET

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una campaña promovida por la Organización Médica Colegial (OMC) y varias entidades sociales propone a todos los partidos políticos que en sus programas para las elecciones generales del 20 de diciembre un cambio en el modelo de innovación y acceso a los medicamentos que, entre otras cuestiones, permita hacer públicos los "precios reales" de transacción en la compra de medicamentos financiados por parte del Sistema Nacional de Salud (SNS).

"Los medicamentos son bienes públicos, y deben tener un precio asequible", ha destacado Vanessa López, directora de Salud por Derecho, organización también impulsora de la campaña 'No es sano', que ha defendido la necesidad de que haya "más transparencia" y que los ciudadanos puedan conocer lo que la sanidad pública gasta en cada tratamiento.

Sobre todo, denuncian los promotores de esta campaña, porque el precio de los fármacos innovadores crece cada año y "amenaza la sostenibilidad de los sistemas de salud", como evidenció este año la aparición de nuevos fármacos para tratar la hepatitis C, cuyo precio elevado "ha impedido que todos los pacientes puedan ser tratados", ha apuntado López.

"No es sano el precio de algunos medicamentos que salvan vidas, algunos para enfermedades raras cuestan hasta 300.000 euros, y algunos para el cáncer alrededor de 100.000 euros", ha añadido.

Ante esta situación, proponen a todos los partidos políticos que incluyan en sus programas electorales un "compromiso claro" de que modificarán un modelo que consideran "roto", y avanzan que ya han mantenido encuentros con representantes del PSOE, Ciudadanos, Podemos y Equo y están detrás de reunirse también con otras formaciones como PP o Izquierda Unida.

Además, proponen que también se detallen las inversiones públicas e incentivos fiscales en I+D y los costes de los productos farmacéuticos financiados total o parcialmente con dinero público, y que se garantice que "sólo se financian con dinero público aquellos medicamentos que tengan una ventaja terapéutica añadida", según reza el manifiesto.

Del mismo modo, piden nuevos modelos de innovación que no dependan exclusivamente de las patentes como incentivo a la investigación e introducir criterios de interés público para toda inversión realizada por el Estado. "La investigación debe tener una utilidad pública, con independencia de quien la haga", ha defendido Abel Novoa, presidente de NoGracias.

Por su parte, el presidente de la OMC ha defendido la importante labor investigadora de la sanidad pública a pesar de que "su rentabilidad la aprovechen otros", y advierte de que esta campaña "choca" con el tratado de libre comercio que están negociando Estados Unidos con la Unión Europea.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.