Estudio del IDIBELL

Los cambios en el cerebro se producen desde el nacimiento hasta la adolescencia

Cerebro
EUROPA PRESS/DE ALBA INNOVACIÓN
Actualizado 05/07/2013 11:08:23 CET

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La experiencia de los padres con sus hijos y los maestros con sus alumnos demuestra cómo los niños cambian sus comportamientos y conocimientos desde la infancia hasta la adolescencia, pero se sabe muy poco sobre las causas que pueden llevar a esta evolución. Ahora, un equipo de investigadores españoles ha descubierto que la corteza frontal de las personas, es decir, la parte del cerebro responsable de la conducta y la adquisición de nueva información, experimenta un cambio significativo desde el nacimiento hasta el final de la adolescencia o lo que es lo mismo, que el epigenoma se transforma.

El estudio, realizado por el grupo de Manel Esteller, director de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), investigador del Instituto Catalán de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA) y profesor de Genética de la Universidad de Barcelona, analizó el epigenoma de recién nacidos, adolescentes de 16 años y adultos de 25 y 50 años de edad en Estados Unidos y en Cataluña.

El epigenoma es el conjunto de señales químicas responsables de activar o desactivar genes en nuestro ADN. El descubrimiento de los expertos españoles, publicado en 'Science', muestra que una de estas señales epigenéticas, la metilación del material genético, se incrementa progresivamente hasta el final de la adolescencia y la entrada en la edad adulta.

"Los resultados del estudio muestran que la metilación del ADN tiene un papel clave en la conformación de los espacios de comunicación entre las neuronas (sinapsis) --explica Esteller--. El cerebro se divide en materia blanca (gliales) y materia gris (neuronas) con varios tipos de células con diferentes funciones. Los patrones de metilación del ADN distinguen los genes con actividad específica de tipo celular. Incluso en la materia gris existen subtipos de células tales como neuronas piramidales y productores de neurotransmisores GABA que tienen subpatrones específicos de metilación del ADN".

"Además, la metilación del ADN de las neuronas es diferente del resto de las células en nuestro cuerpo. Si normalmente se denomina 5-MCG, en el salvado, se llama 5-MCH. Esto es como poner un acento abierto o cerrado a una palabra, en este caso un gen cambia su significado", explica Esteller.

Este hallazgo podría tener una gran importancia en el conocimiento de la biología del cerebro porque, además de explicar la plasticidad de este órgano al aprender y vivir experiencias, podría ser decisiva para comprender las causas de las conductas alteradas y enfermedades psiquiátricas. "Ahora, tenemos que investigar si las alteraciones de menor importancia en el programa de metilación del ADN durante el desarrollo postnatal temprano podrían estar asociados a trastornos del neurodesarrollo como el autismo o la esquizofrenia", concluye el principal investigador.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter