Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 05/02/2009

Una de cada 3 mujeres mayores de 65 se cayó en último año y la mitad sufrió fracturas, sobre todo de muñecas y vértebras

El 20% de los pacientes hospitalizados por una fractura de cadera mueren a los seis meses de ingresar y el 40% pierde su independencia

   MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Casi una de cada tres mujeres posmenopáusicas (30,4%) han sufrido al menos una caída en el último año y cerca de la mitad de ellas (48,9%) presentó, por este motivo, una fractura de muñeca (39,5%), de vértebras (34%) o de cadera (19,7%) que afectó su movilidad y deterioró su calidad de vida, según el 'Estudio Retoss. La osteoporosis en la mujer posmenopáusica', presentado hoy en Madrid.

   Los resultados del trabajo, que contó con la colaboración de los laboratorios Rovi, fueron hechos públicos hoy en rueda de prensa por el doctor Miguel Bernad Pineda, miembro del Comité Científico y especialista en Reumatología del Hospital Universitario La Paz de Madrid, coordinador de la investigación, y por el doctor Carlos González, adjunto del Servicio de Reumatología del Gregorio Marañón.

   En este contexto, donde también estuvo presente la experta en osteoporosis del Departamento Médico de Rovi, Rosaura Maeso, el doctor Bernard Pineda explicó que se trata de un estudio realizado sobre 600 mujeres posmenopáusicas, con una edad media de 67 años y con una desviación estándar de nueve años, diagnosticadas de osteoporosis por 60 reumatólogos de 10 hospitales de toda España.

   Sus datos, resultado de tres meses de trabajo desarrollados el pasado verano, revelan que la mitad de las mujeres posmenopáusicas tiene un riesgo "elevado" de sufrir una fractura en los próximos 10 años. De hecho, de las 600 mujeres estudiadas, 277 presentaban una o más facturas cuando acudieron al doctor, el 62 por ciento vertebrales, el 29 por ciento de muñeca y 8,8 por ciento de cadera.

   Al comprobar el número de caídas que las pacientes tuvieron en los últimos 12 meses, el trabajo reveló que una de cada tres había sufrido alguna caída y que la mitad sufrió alguna fractura por esta causa, rotura de muñeca en una de cada tres de las pacientes.

FRACTURAS EN LAS MADRES Y EN LAS HIJAS

   El estudio demostró también que la incidencia de fracturas está "directamente relacionada" con la edad de la paciente, ya que más del 50 por ciento de las mayores de 70 años presentaban fractura, alcanzando el 65 por ciento cuando la edad superaba los 75 años.

   Asimismo, también constató el papel del factor hereditario en este tipo de complicaciones. En concreto, los resultados dicen que una de cada tres de estas pacientes tenía antecedentes de fractura en sus familias, sobre todo en sus madres, siendo más frecuentes las de cadera (50%), vértebra (24,31%) y muñeca (20,65%).

   Además, este informe destacó el dolor como otro de los factores importantes que derivan de la osteoporosis y que deterioran la calidad de vida de la mujer. El más frecuente suele ser el dolor de espalda o lumbar, sufrido por el 73 por ciento de estas pacientes. Entre ellas, el 68,8 por ciento manifestaba padecer dolor crónico, en más de la mitad de los casos (65%) con intensidad moderada a severa.

   Para el doctor González, además de la atención al dolor, lo más importante del tratamiento de la osteoporosis es trabajar en la prevención de las fracturas, ya que en estas mujeres suelen ser causa de depresión, aislamiento, problemas graves de movilidad que generan elevados costes al sistema sanitario y pueden acabar con el paciente.

   "El 20 por ciento de los pacientes hospitalizados por una fractura de cadera mueren a los seis meses de ingresar, mientras que el 40 por ciento de quienes sufren esta rotura al año necesitan ayuda para valerse por sí mismas y se convierten en dependientes", advirtió.

   Como soluciones, los expertos señalan cuatro claves para prevenir la osteoporosis: cuidar el peso, con una dieta rica en calcio; hacer ejercicio con regularidad, dejar el tabaco y tomar el sol.

   Sin embargo, según el Estudio Retoss, ocho de cada 10 de estas pacientes realizan una ingesta de calcio "baja" y que sólo el 46,2 por ciento realizan ejercicio físico. Como dato positivo, el 62,1 por ciento de ellas tomaban el sol, lo que facilita la absorción del calcio. Apuestan también por que las propias mujeres pidan al médicos de Atención Primaria pruebas como la densitometría, para comprobar la salud de sus huesos y acudir al especialista antes de la fractura.

Europa Press Comunicados Salud
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies