pero no lo prohíbe

Bruselas fija condiciones estrictas a la importación de aceite de girasol ucraniano

Foto de la Noticia
Foto: ep + Ampliar




   BRUSELAS, 26 May. (EUROPA PRESS) -    

   La Comisión Europea decidió fijar "condiciones estrictas" para la importación de aceite de girasol proveniente de Ucrania dentro de la Unión Europea, para evitar que vuelvan a entrar en el mercado comunitario partidas contaminadas con hidrocarburos, como ya pasó el mes pasado en varios países, incluido España. En un comunicado difundido esta tarde, Bruselas señaló que la situación será revisada en un plazo máximo de un año.

   Finalmente la Comisión no ha prohibido por completo la importación de este producto -tal y como indicaban fuentes comunitarias al inicio de esta semana--, sino que ha optado por condicionar la entrada del aceite en la Unión a que cumpla con una serie de requisitos estrictos. Así, el aceite procedente o enviado desde Ucrania no podrá entrar en ninguno de los Estados miembros si no es con un certificado válido y los resultados de los análisis realizados para detectar la presencia de hidrocarburo en el aceite.

   El certificado que exige Bruselas sólo será válido si los análisis realizados, los muestreos tomados y la propia expedición del sello se producen después de que la Comisión haya aceptado formalmente el nuevo sistema de control y certificación puesto en marcha por las autoridades ucranianas.

   La Comisión informará a los Estados miembros acerca de las medidas de control y el sistema de certificación exigidos, y que serán ratificados por el Comité de la Cadena Alimentaria y de la Sanidad Animal de la UE (SCoFCAH).

   Por su parte, los Estados deberán tomar las medidas necesarias para realizar muestreos y analizar cada partida de aceite de girasol que pueda ser importada desde Ucrania y garantizar que no contiene niveles de hidrocarburos que supongan un riesgo para el consumo humano. La Comisión recibirá resultados periódicos de dichos análisis, aunque en el caso de detectar contaminación deberá ser comunicado a Bruselas inmediatamente a través del sistema de alerta rápida.

   A finales del pasado mes se detectó la llegada de aceite de girasol ucraniano contaminado con hidrocarburos a varios países como España, Francia, Italia o Países Bajos. Entonces la Comisión pidió la retirada del mercado comunitario del aceite de girasol contaminado, así como de los productos que contuvieran al menos un 10% de dicho aceite en su composición. A mediados de mayo, recomendó a los Estados miembros no importar más partidas provenientes de Ucrania hasta no tener las garantías necesarias de que cumplían con las normas de seguridad alimentaria.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter