Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 17/07/2009

Según un estudio

El bicarbonato de sodio ralentiza el declive del funcionamiento renal

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Una dosis diaria de bicarbonato sódico, como el que se usa para los dulces, la limpieza, la indigestión o las quemaduras solares, ralentiza el declive de la función renal en algunos pacientes con enfermedad renal crónica (ERC) avanzada, según un estudio del Hospital Real de Londres en Reino Unido que se publica en la revista 'Journal of the American Society of Nephrology'.

   Según explica Magdi Yaqoob, director del estudio, "este barato y sencillo método también mejora el estado nutricional de los pacientes y tiene el potencial de traducirse en beneficios económicos, de calidad de vida y clínicos".

   En el estudio participaron 134 pacientes con enfermedad renal crónica y bajos niveles de bicarbonato, lo que también se denomina acidosis metabólica. Un grupo de ellos recibió una pequeña cantidad diaria de bicarbonato sódico en forma de tabletas junto a sus tratamientos habituales. En este grupo, la tasa de declive del funcionamiento renal se redujo en gran medida, alrededor de dos tercios menos.

   "En realidad, en los pacientes que toman el bicarbonato de sodio, la tasa de declive en el funcionamiento renal fue similar al declive normal asociado a la edad", añade Yaqoob.

La progresión rápida de la enfermedad renal se produjo en sólo el 9 por ciento de los pacientes que tomaron bicarbonato de sodio en comparación con el 45 por ciento del otro grupo. Los pacientes que tomaban el bicarbonato también eran menos propensos a desarrollar la enfermedad renal en fase final que requiere diálisis.

   Según los investigadores, los pacientes que tomaban el bicarbonato también mejoraron en varias medidas de nutrición. Aunque sus niveles de sodio subieron, esto no llevó a ningún problema de aumento de la presión sanguínea.

   Los niveles bajos de bicarbonato son comunes en los pacientes con enfermedad renal crónica y pueden conducir a una amplia variedad de problemas. "Esta es el primer estudio controlado aleatorio de su clase. Un remedio simple como el bicarbonato de socio, cuando se utiliza de forma apropiada, puede ser muy eficaz", concluye Yaqoob.

   Los investigadores señalan que su estudio contó con algunas limitaciones ya que con existió grupo placebo y los científicos sabían qué pacientes tomaban el bicarbonato sódico. "Nuestros resultados necesitarán de una validación en un estudio multicéntrico", añade el investigador.

Europa Press Comunicados Salud
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies