Beber agua embotellada, comer cocinado y protegerse de los insectos, consejos del médico para veranear en países exótico

Actualizado 08/08/2007 17:00:06 CET

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Beber siempre agua embotellada, consumir sólo alimentos cocinados, protegerse de los mosquitos con repelente y ropa adecuada o vacunarse contra las enfermedades de la zona. Estas son algunas de las recomendaciones que el Centro de Atención al Viajero del Hospital Clínic de Barcelona realiza a los españoles que deciden visitar estas vacaciones de verano países de África, Asia, Sudamérica o Centroamérica, donde pueden contraer desde una diarrea hasta males tan poco comunes como la malaria, la fiebre amarilla o la rabia.

Según explicó a Europa Press la doctora Ana Vilella, del Centro Atención al Viajero del Hospital Clinic, a pesar de lo poco usual del destino, es la diarrea la enfermedad que con más frecuencia encuentra el viajero en estos países a causa de las malas condiciones higiénico-sanitarias con las que a menudo debe convivir durante sus vacaciones. Para evitar la deshidratación y otras molestias propias, la experta aconseja beber siempre agua embotellada o usar métodos de potabilización del agua, comer sólo alimentos cocinados, nunca crudos o de puestos callejeros, y tomar fruta sólo pelada por uno mismo.

Otro de los peligros que deberán enfrentar quienes opten por un viaje exótico son los insectos, trasmisores de enfermedades como la malaria --presente en el centro y sur de África, en Centroamérica y América del Sur-- o el dengue, que se puede encontrar en los países asiáticos y americanos. Para evitar estas y otras enfermedades similares es esencial saber en qué momento del día aparece el insecto en cuestión y qué tipo de medidas pueden tomar para protegerse.

"Para evitar el dengue o la malaria es recomendable llevar ropa adecuada --con mangas y pantalones largos--, cubrir el resto del cuerpo con repelente y resguardarse durante la noche en habitaciones acondicionadas o bajo mosquiteras. Además, es recomendable saber cuándo pica cada mosquito, ya que por ejemplo el de la malaria aparece durante la noche y el del dengue pica de día", comentó.

VACUNARSE CONTRA LA FIEBRE AMARILLA

Otros consejos serían evitar bañarse en determinados ríos africanos o de sudamérica --donde viven parásitos que pueden trasmitir enfermedades como la esquistosomiasis--, vigilar las mordeduras de animales que podrían contagiar al viajero enfermedades como la rabia o acudir a los servicios de atención al viajero para informarse de los peligros sanitarios de cada país de forma específica y ponerse las vacunas que cada uno necesite para visitar el paraíso elegido.

Según la doctora Vilella, existen vacunas para la hepatitis A, la fiebre tifoidea, la rabia o la fiebre amarilla, las enfermedades que suele encontrarse el viajero en estos destinos. De todas ellas, sólo es obligatoria la de la fiebre amarilla para aquellos visitantes que opten por África o por países sudamericanos como Brasil, Venezuela, algunas partes de Colombia o Perú y el norte de Ecuador.

Los destinos favoritos siguen siendo India, Kenia, Tanzania y Vietnam. Para visitar durante cerca de 15 días India, se recomienda al viajero la vacuna de la fiebre tifoidea, el tétanos, la hepatitis A y la polio; si se planea estar allí entre tres y seis meses, serían también aconsejables la vacuna de la rabia y la encefalitis japonesas, según la doctora. Para Kenia y Tanzania, bastaría con la vacuna del tétanos, la hepatitis A y la tifoidea. Antes de viajar a Vietnam, hay que protegerse también de la difteria.

PRECAUCIÓN TAMBIÉN EN ALEMANIA Y EUROPA DEL ESTE

Para viajar a ciertas zonas de Alemania o Europa del Este, sobre todo aquellas donde se pretendan realizar excursiones al bosque o a zonas rurales, también se aconsejan ciertas vacunas, como la que evita contraer la encefalitis centroeuropea. No obstante, según la especialista, a pesar de estos consejos, la mejor opción antes de emprender un viaje de este tipo en consultar rutas y posibles peligros a un centro especializado en atención al turista.

Cada año, unos 13 millones de españoles viajan al extranjero y unos 370.000 lo hacen en países situados en zonas tropicales consideradas de alto riesgo. Cerca del 70% de estos turistas no cumple con las medidas sanitarias recomendadas. De estos, un 10% deberá consultar a un médico a su regreso por problemas de salud. Malaria, ébola, sífilis, fiebre amarilla o fiebre tifoidea son algunas de las más de 200 que se pueden contraer en estos paraísos vacacionales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter