Los ginecólogos le calculaban un kilo menos

La bebé de 6,20 kilos se encuentra "controlada, en observación y sorprendentemente bien" de salud

La familia con la niña que pesó 6,20 kilos al nacer
HOSPITAL DE DENIA
Actualizado 08/08/2013 16:59:13 CET

ALICANTE, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La niña de 6,2 kilos de peso que nació por parto natural el pasado miércoles en el Hospital de Dénia (Alicante) se encuentra "controlada y en observación" en la planta de Neonatología de centro, además de estar "sorprendentemente bien" en cuanto a su estado de salud, según ha explicado a Europa Press el jefe de Pediatría, Héctor Boix.

La recién nacida, hija de una mujer británica de 40 años, es el bebé más grande alumbrado por parto natural en España. El nacimiento se produjo a las 4.43 horas del miércoles, y es el cuarto hijo de la madre, quien no precisó anestesia epidural para dar a luz.

Boix ha relatado que los ginecólogos que trataron a la familia realizaron diversos controles previos sobre la mujer y el bebé "al saber que iba a ser grande", si bien ha resaltado que la niña "ha superado todas las expectativas", ya que estimaban un peso para ella de entre cuatro y cinco kilogramos.

Asimismo, el doctor ha indicado que el parto se desarrolló de forma natural y "sin problemas", con una duración aproximada de tres horas y media. Durante el alumbramiento de bebés con este tipo de pesos --llamados 'macrosómicos' cuando superan los 4,5 kilogramos--, ha señalado que "pueden quedar atrapados" en el canal del parto, o sufrir fracturas de clavícula o brazos, aunque en este caso se desarrolló satisfactoriamente.

INGRESADA EN NEONATOLOGÍA

Una vez nacida, ha señalado que la bebé se encuentra ingresada en la planta de neonatos, "controlada y en observación", aunque "sorprendentemente bien" por lo que respecta a su estado de salud, ya que, tal y como ha agregado, "les suele bajar el nivel de azúcar en sangre", si bien ha señalado que "probablemente" la madre reciba "antes" el alta.

Asimismo, ha incidido en que la recién nacida no precisa de oxígeno y que su corazón está monitorizado con el objetivo de prevenir posibles eventualidades. Por otra parte, ha añadido que estos pesos en los recién nacidos suelen ser consecuencia de que la madre sufra diabetes, un hecho que no se ha producido en el caso de esta niña.

La niña está "perfecta" y la familia "muy feliz" por el nacimiento, ya que todo ha terminado y la bebé está con ellos, según sus familiares. La mujer explicó este miércoles que se encontraba en la semana 41 de embarazo y que "sabía que el bebé era grande, pero no tanto". "Todos mis hijos han nacido con más de cuatro kilos y medio", agregó, al tiempo que aseguraba que el parto fue "muy sencillo" y sin complicaciones, relataba.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter