Baleares

PSIB critica que cobrar 10 euros por la tarjeta sanitaria es "un copago a cara descubierta y sin complejos"

Actualizado 15/11/2011 16:54:38 CET

Aguiló defiende las políticas sociales, ya que "el Estado de bienestar es uno de los grandes triunfos de Europa

PALMA DE MALLORCA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La diputada socialista Conxa Obrador ha criticado durante el Pleno del Parlament balear que los 10 euros que los ciudadanos de las islas deberán pagar para adquirir la tarjeta sanitaria es "un copago a cara descubierta y sin complejos", en referencia a una medida que está contemplada en los Presupuestos de 2012 y que también ha sido criticada durante la sesión plenaria por el parlamentario y exconsejero de Salud y Consumo Vicenç Thomàs.

En su intervención, Obrador ha lamentado que los ciudadanos están "más que preocupados, porque sus derechos dependerán del dinero del que dispongan" y ha aseverado que las necesidades de las personas "no pueden estar sometidas a la ortodoxia". "Sus necesidades están por encima de los mercados y no pueden esperar a que la iniciativa privada les proporcione bienestar", ha añadido la diputada.

Frente a ello, el vicepresidente Económico, de Promoción Empresarial y Ocupación, Josep Ignasi Aguiló, ha recalcado de forma rotunda y entre aplausos de sus compañeros que no hay previsto "ningún recorte social", al defender que "el Estado de bienestar es uno de los grandes triunfos de Europa y para hacerlo viable es necesaria una política ortodoxa, distinta a la de los últimos años". "En su momento no se reconoció la crisis y los impagos actuales son fruto de no admitir la realidad", ha remachado.

En este contexto, Aguiló ha abogado por trabajar en la reactivación económica aunque ha apostillado que no se podrá para ello emplear el dinero público "porque no hay y se agotó", en respuesta a la diputada del PSIB Joana Barceló, quien ha considerado "fundamentales" los compromisos públicos con la reactivación así como el impulso de "muchas reformas", sin dejar que todo ello "caiga en manos privadas".

Ante esto, el vicepresidente ha incidido en la necesidad de equilibrar las cuentas, apostar por la simplificación administrativa, reformar el sistema energético y educativo "para que sea más sólido" y respaldar las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Por su parte, la consejera de Salud, Familia y Bienestar Social, Carmen Castro, ha señalado que las entidades del tercer sector (entidades sociales) hacen "un trabajo esencial" y ha lamentado que estas asociaciones arrastren una deuda del Govern de finales de 2010 y de 2011 y que asciende a un total de 5,1 millones de euros. Ante esta situación, ha apuntado que el 31 de octubre el Govern efectuó un pago de más de un millón de euros mientras que a finales de este mes se realizará otro abono.

PRESUPUESTOS DE SALUD

En cuanto a los Presupuestos globales de su departamento, se ha mostrado "moderadamente satisfecha" ya que ascienden a más de 1.300 millones de euros y suponen el 35 por ciento de las cuentas de todas las Consejerías. Ello permitirá, ha subrayado, incrementar la financiación del Servei Balear de Salud (Ib-Salut), potenciar los programas de salud pública y apostar por sistemas de protección social.

Sin embargo, Thomàs ha tildado las cuentas de "irreales e insuficientes", tras lo cual Castro le ha preguntado: "¿ustedes no han hecho nada mal ni van a hacer un ejercicio de autocrítica? Deberían demostrar un poco más de humildad", ha espetado la consejera.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.