Marín Roca encabeza una candidatura alternativa al Colegio de Médicos con el fin de acabar con la "apatía"

Actualizado 01/06/2006 15:35:03 CET

Denuncia que a las asambleas generales acude sólo una docena de médicos, menos del 0,5 por ciento de los afiliados

PALMA DE MALLORCA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El cirujano Juan Carlos Marín Roca presentó hoy una candidatura a la presidencia del Colegio Oficial de Médicos de las Illes Balears (COMIB) alternativa a la anunciada el pasado martes por el cardiólogo del Hospital General Juan Gual, que se distinguirá, entre otros aspectos, porque se ha marcado como objetivo acabar con la "apatía" extendida entre los miembros de este órgano profesional.

Además, según declaró Marín Roca a los medios de comunicación, mientras que la opción presentada por Gual "es bicéfala, la nuestra es poliédrica", al contar con un núcleo integrado por 22 colegiados, entre los que figuran algunos con experiencia en desempeñar cargos en el Colegio Oficial y que refuerzan su posición de cara a los comicios internos que se celebrarán el próximo 28 de junio.

Para el líder de esta segunda candidatura, su programa, basado en 25 puntos, se caracteriza por ser "renovador" y estar dotado de "total transparencia". Además, es "claro, conciso, corto y contundente" y contempla, entre otros aspectos, la "autogestión de las sedes comarcales, así como "paliar" las cuotas que pagan los galenos baleares al Consejo General de Colegios de Médicos, extremo que también contempla Gual.

Martín Roca lamentó la situación de "apatía, desilusión y desinterés" extendida entre los médicos colegiados de Baleares y aseguró que a las asambleas generales acuden "poco más de media docena", lo que supone menos de un 0,5 por ciento de los afiliados.

FALTA DE DIÁLOGO.

Para este facultativo, que presta servicio en el Ambulatorio del Carmen, la línea de gobierno que propone la candidatura de Juan Gual está "desgastada" debido a la falta de diálogo, lo que ha degenerado en que los médicos perciben que el colegio oficial "no sirve para nada". Situación que consideró que se debe enmendar "fomentando la participación", puntualizó.

Como principales candidaturas distintivas, Marín Roca señaló la "humildad" frente al colectivo médico y la "austeridad" frente a los gastos de la actual gestión del colegio oficial y, a este respecto, rehusó que el órgano gaste tanto como recauda, algo más de 1,6 millones de euros al año.

En parecidos términos se expresó el doctor Fernando García Romanos, adherido a esta candidatura, quien remarcó la "vocación de servicio al colegiado" de la misma, así como la necesidad de "volver a ilusionar" a los miembros de la institución.