Baleares

Cemsatse advierte del "grave retroceso" que supondrá el desmantelamiento del 061 en Ibiza y Formentera

Una ambulancia del 061
EUROPA PRESS/061/JAVIER RAMOS
Actualizado 18/04/2011 17:17:59 CET

PALMA DE MALLORCA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sindicato médico y enfermero Cemsatse ha advertido del "grave retroceso" que supondrá el desmantelamiento del servicio de emergencias del 061 en Ibiza y Formentera, que fue puesto en marcha por el IB-Salut el pasado jueves "sin previo aviso".

El Cemsatse ha lamentado en un comunicado de que, de llevarse adelante el plan de desmantelamiento, será un perjuicio para la asistencia a las emergencias en la comunidad, ya que "mutila un servicio que todas las autonomías perfeccionan continuamente y por el que ha apostado el sistema nacional de salud en su totalidad".

El sindicato ha informado de que el pasado día 14 de abril se publicó en el BOIB una Orden del conseller de Salud, Vicenç Thomàs, por la que se regulaba la estructura orgánica de la Gerencia del Área de Salud de Ibiza y Formentera.

Ello daba lugar, además, a la creación de la Dirección de Urgencias y Emergencias del Área, que tendrá entre otras funciones la capacidad para dirigir, gestionar y coordinar la asistencia y el transporte sanitario urgente extrahospitalario, es decir, funciones que actualmente competen a la gerencia del 061 Baleares.

En la actualidad, el 061 dispone de una estructura y una coordinación autonómica, que lleva desde 1999 gestionando "de una manera eficaz" las emergencias extrahospitalarias de Baleares.

La central de coordinación recibe todas las llamadas efectuadas a emergencias desde cualquier punto de la comunidad autónoma, y se encarga de gestionar las ambulancias y demás recursos sanitarios de urgencias, además de direccionar a los pacientes al centro sanitario adecuado, organizar el transporte sanitario aéreo entre las islas y la Península, cuando la situación así lo requiere.

En opinión del sindicato, el 061 "ha demostrado en sobradas ocasiones la solvencia de este servicio de élite, que hoy en día es uno de los pilares fundamentales de todos los servicios de salud en lo que se refiere a la atención sanitaria urgente". Por ello, ha considerado que "cualquier cambio experimental de modelo puede dar lugar a serias repercusiones en la prestación del servicio".

Asimismo, ha indicado que el conseller de Salud y el director general del Ib-Salut, Josep Pomar, ya pusieron en marcha hace un año un plan de desintegración del 061, que pretendía integrar a estos profesionales en los servicios de urgencias de los hospitales, a fin de "rentabilizarlos", ha puntualizado el Cemsatse.

El plan quedó paralizado ante la oposición de los profesionales, así como de diversas instancias políticas, en particular de las islas menores, por el temor de que ello ocasionara demoras importantes y problemas en la asistencia a las emergencias.

El sindicato ha señalado que el órgano de representación de los profesionales del 061, la Junta de Personal, se reunirá este martes, de forma extraordinaria y con este asunto como único punto del orden del día, a fin de valorar las repercusiones sobre la asistencia urgente y las condiciones de trabajo de los profesionales. Asimismo, ha afirmado que se estudiará, si procede, el inicio de movilizaciones o cualquier otra medida en contra de la eliminación del servicio.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.