Baleares

Unos 250 ginecólogos analizan medidas de prevención de enfermedades cardiovasculares y osteoporosis

Actualizado 14/03/2006 14:13:33 CET

PALMA DE MALLORCA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 250 ginecólogos se dieron cita este fin de semana en Palma de Mallorca en el III Gineforo AEEM, en el que se han analizado las medidas de prevención ante las enfermedades cardiovasculares y la osteoporosis, así como las actitudes de los ginecólogos en España a este respecto, según informó hoy la organización del evento.

El presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), Santiago Palacios, explicó que este encuentro persigue fomentar, desarrollar y promover el estudio del climaterio, formando a los especialistas implicados en el tratamiento de los posibles trastornos que pueden presentarse en la mujer menopáusica

Alrededor de 200.000 mujeres en Baleares (alrededor de 7,5 millones en todo el país) tienen 50 años o más, edad en la que aparece normalmente la menopausia. De ellas, se estima que más del 50 por ciento sufre deterioro en su calidad de vida debido a los cambios que se producen en esta etapa de la vida.

"Durante la perimenopausia, que es el periodo inmediatamente anterior a la menopausia y dura hasta el año siguiente a la menopausia, es cuando se inician los hechos biológicos, endocrinos y clínicos de transición a la menopausia", señala el doctor Rafael Sánchez-Borrego, director de la Clínica Diatros de Barcelona.

"Aparecen las alteraciones menstruales y se manifiestan de forma más evidente los síntomas característicos del síndrome climatérico: alteraciones neurovegetativas con síntomas vasomotores de sofocos, cambios de humor, sudación e insomnio", explica.

Palacios añade que pueden "presentarse síntomas a nivel genito-urinario, como atrofia y sequedad vaginal, cambios en su sexualidad, así como aparecer algunas patologías que se deben prevenir, siendo las más frecuentes la osteoporosis y la enfermedad cardiovascular, primera causa de muerte femenina en España".

Para luchar contra el aumento del riesgo de que aparezcan patologías como la osteoporosis y la enfermedad cardiovascular, los expertos apuestan por los hábitos de vida saludable. "Cuando una mujer comienza a tener desarreglos menstruales debe continuar con las medidas dietético-higiénicas recomendables para cualquier otra persona o adoptarlos si no los tenía anteriormente, puesto que es lo que mayor evidencia de prevención ha demostrado", afirma el doctor Sánchez Borrego. "Así, debe realizar ejercicio físico aeróbico de forma continua, no fumar, evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y café, tener una alimentación equilibrada y rica en alimentos con calcio, etc.".

Además, durante el III GINEFORO se ha revisado el papel del diagnóstico radiológico para el reconocimiento de fracturas vertebrales, muy frecuentes en las mujeres con osteoporosis. Según el doctor Palacios, las fracturas vertebrales pasan con frecuencia inadvertidas, aunque pueden producir dolor mantenido en la zona dorsal y encurvamiento de la columna, que a menudo repercute y reduce la capacidad ventilatoria de los pulmones.

"Para su reconocimiento", añade el doctor Sánchez Borrego, "es muy importante la realización de placas radiológicas o el estudio de las que la mujer se haya realizado de forma anterior por otros motivos, algo que, hasta ahora, el ginecólogo no estaba realizando".

Uno de los factores de riesgo cardiovascular más importantes es el tabaquismo y, en este sentido, según la Encuesta Nacional de Salud de España realizada por el Ministerio de Sanidad y Consumo, en el año 2003 había más del doble de exfumadores hombres que mujeres (25,1% vs. 10,6%). Además, aunque los datos del 2003 estiman que el 21,5% de las mujeres españolas fuma frente al 35,1% de los hombres, la disminución del hábito tabáquico en la mujer es más lento.

Junto al tabaco, existen otros factores de riesgo que se deben controlar para prevenir eventos cardiovasculares, como la hipertensión arterial, sobrepeso y obesidad, inactividad física, niveles de colesterol elevados y diabetes mellitus. "Precisamente", explica el doctor Palacios, "evitar los factores de riesgo, junto con una dieta equilibrada y cardiosaludable y realizar ejercicio físico, son las mejores medidas preventivas".

La distribución de los factores de riesgo coronarios clásicos difiere entre sexos observándose entre las mujeres mayor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión arterial (HTA). "Además", en palabras del presidente de la AEEM, "los factores de riesgo son más prevalentes y en las clases socioeconómicas más desfavorables y hay que tener en cuenta que el número de mujeres de edad igual o superior a 65 años que se encuentran en el nivel de pobreza es el doble que los hombres".

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.