Avance contra un grave cáncer infantil de huesos

Grupo de investigación de sarcomas del Idibell
IDIBELL
Actualizado 24/11/2010 13:49:52 CET

BARCELONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), del Instituto de Investigación Vall d'Hebron de Barcelona, el St.Jude Children's Research Hospital de Memphis (Tenessee) y del Georgetown Univesrity Medical Center de Washington han identificado la proteína que desencadena la expansión a órganos vitales de células tumorales del sarcoma de Ewing, un grave cáncer de huesos infantil y juvenil.

La investigación, coordinada por el Idibell y que publica la revista norteamericana 'Molecular Cancer Research', ha demostrado el "papel fundamental" de la proteína, presente en la membrana de las células y conocida como 'caveolina-1', con la metástasis en este tumor.

El jefe de investigación de Sarcomas del Idibell y coordinador del estudio, Óscar Martínez Tirado, ha destacado que "los resultados añaden relevancia al papel determinante de la proteína en la biología del sarcoma de Ewing".

Martínez Tirado ha añadido que "hasta ahora se conocía su implicación en la formación del tumor y en su resistencia a la quimioterapia, y ahora se suma su actividad a la metástasis".

Un estudio anterior publicado por el mismo grupo demostró que la 'caveolina-1 es la responsable de la resistencia a la quimioterapia que desarrollan las células tumorales del sarcoma de Ewing, el segundo cáncer de huesos infantil más frecuente, que representa un 3 por ciento de todos los tumores infantiles con una incidencia anual de 0,6 casos por millón de habitantes.

A menudo, el cáncer, con pronóstico grave, se disemina a otras partes del cuerpo, especialmente a la médula ósea, pulmones, riñones, corazón y glándula suprarrenal.

Nueve de cada diez muertes por cáncer se producen debido a la metástasis, un proceso complejo en el que células malignas procedentes de un tumor primario se propagan a través de la circulación sanguínea o linfática y forman colonias en órganos alejados.

Durante los últimos años se han descubierto muchos procesos que provocan y mantienen el crecimiento de los tumores, pero todavía falta por conocer muchos de los mecanismos que hacen posible metástasis.

El estudio, que da un paso adelante en el conocimiento de estos mecanismos, abre una vía para desarrollar nuevos fármacos para evitar la metástasis.