Declaración

La Asociación Médica Mundial apoya la propuesta de la OMC para alertar de los riesgos de las pseudoterapias

Asociación Médica Mundial y OMC
OMC
Publicado 27/04/2018 11:48:02CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de la Asociación Médica Mundial (AMM) reunido en Riga (Letonia) ha dado el visto bueno a una propuesta de Declaración sobre pseudociencias, pseudoterapias, intrusismo y sectas sanitarias, presentada por la Organización Médica Colegial (OMC) para advertir sobre los riesgos para la salud que conllevan las pseudoterapias.

De hecho, el consejo de la AMM ha decidido que esta propuesta de declaración, presentada por el tesorero de la OMC, Jerónimo Fernández Torrente, se traslade a todas las organizaciones médicas nacionales integradas en dicha asociación para que realicen sus aportaciones al documento elaborado por el colegio de médicos español.

Y es que, tal y como ha recordado Fernández Torrente, los principales riesgos que pueden derivarse de las pseudoterapias pasan por el abandono de terapias médicas "efectivas" por prácticas que no han demostrado valor curativo o que carecen del mismo, y que pueden ocasionar "graves" problemas de salud e, incluso, la muerte.

A ello se suma la posibilidad, más que frecuente, de retrasos peligrosos y "pérdida de oportunidad" en la aplicación de fármacos, procedimientos y técnicas reconocidas y avaladas por la comunidad científica. Asimismo, e independientemente del abandono de un tratamiento médico, algunas pseudoterapias, por sí mismas pueden tener "efectos negativos" sobre la salud, tales como daños económicos o morales en los pacientes; encarecimiento de los procesos; e intrusismo en la profesión médica, incluidas "sectas" habitualmente relacionadas con este tipo de prácticas.

En este sentido, la OMC ha recordado que la mayoría de los países no disponen de un marco regulatorio específico en este ámbito y donde éste existe, en muchos casos "no se cumple o es demasiado laxo o permisivo", lo que ha permitido la proliferación de las pseudoterapias.

RECOMENDACIONES DE LA OMC SOBRE PSEUDOTERAPIAS

En concreto, la OMC ha destacado la necesidad de que el médico tenga el deber de prestar a todos los pacientes una atención médica de calidad humana y científica, ofreciendo el mejor tratamiento posible basado en la mejor evidencia científica; así como utilice preferentemente procedimientos y prescribir fármacos cuya eficacia se haya demostrado científicamente.

"No son éticas las prácticas inspiradas en el charlatanismo, las carentes de base científica y que prometen a los enfermos la curación, los procedimientos ilusorios o insuficientemente probados que se proponen como eficaces, la simulación de tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas y el uso de productos de composición no conocida", ha avisado.

Del mismo modo, ha recordado que el médico debe disponer de libertad de prescripción, respetando la evidencia científica y las indicaciones autorizadas de entre las mejores posibles y hacer partícipe a su paciente, por calidad y seguridad en la atención.

"El médico que ejerza y aplique técnicas o terapias no reconocidas legalmente ni avaladas por la comunidad científica tiene el deber de informar adecuadamente a sus pacientes y asumir todas las obligaciones legales, profesionales y deontológicas que marcan la actividad médica de la lex artis ad hoc y el acto médico en sensu estricto", ha apostillado.

La OMC ha comentado también que los médicos deben saber que algunos grupos de pacientes, como aquellos con cáncer, enfermedades psiquiátricas o patologías crónicas graves, y niños, son particularmente vulnerables a los riesgos asociados con las prácticas pseudocientíficas/pseudoterapeúticas alternativas y/o complementarias no contrastadas con métodos de evidencia.

A su juicio, la profesión médica necesita profundizar en aspectos como la relación médico-paciente, la comunicación personal y social, la confianza mutua y la humanización de la asistencia sanitaria centrada en la persona, con respeto a las decisiones y autonomía del paciente, para evitar su desviación hacia las pseudociencias y pseudoterapias.

"El intrusismo en la profesión médica, tras el preocupante aumento con el uso de las nuevas tecnologías, solo puede ser combatido con leyes. Se necesitan políticas de los gobiernos que sean poco tolerantes con estas prácticas y una implicación real de las administraciones. Es, asimismo, responsabilidad de las administraciones y de las asociaciones médicas Nacionales (AMNs) denunciar aquellas pseudoterapias/pseudociencias que ponen en riesgo la salud pública de la población, así como la mala praxis, el fraude, la publicidad engañosa y las webs con contenidos de salud, no acreditadas, que se puedan considerar fraudulentas", ha apostillado.

Dicho esto, el organismo ha informado de que las AMM y las AMNs deben hacer frente especialmente a las pseudoterapias/técnicas de manipulación de la mente o las emociones, "con alto componente sectario", así como las que puedan contener publicidad engañosa, las que utilizan productos no autorizados u otros productos sin fundamento. Todas ellas, prosigue, han de ser "expresamente excluidas" de cualquier circuito sanitario y de salud.

"Los estados y/o autoridades competentes deben establecer disposiciones estrictas que protejan a los pacientes tratados con prácticas del entorno de las pseudoterapias/ pesudociencias, complementarias y/o alternativas. Cuando se descubre que es dañino, debe haber un mecanismo que detenga o limite considerablemente dichas prácticas para proteger la salud pública y el entorno de los pacientes afectados y sus familias", ha zanjado.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.