Potencialmente fatales

La artritis reumatoide aumenta el riesgo de coágulos sanguíneos pulmonares y en piernas

Paseando por la calle
GONMI/FLICKR
Actualizado 08/08/2013 11:07:24 CET

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La artritis reumatoide aumenta significativamente, entre dos y tres veces, el riesgo de coágulos de sangre potencialmente fatales en las piernas y los pulmones, según revela un amplio estudio nacional publicado en la edición digital de la revista 'Annals of the Rheumatic Diseases'.

Entre el 11 y el 30 por ciento de las personas que desarrollan un coágulo de sangre en las piernas, conocido como trombosis venosa profunda o TVP, o un coágulo de sangre en los pulmones, llamado embolia pulmonar o PE (en sus siglas en inglés), mueren dentro de los 30 días siguientes a su diagnóstico.

Varios estudios han demostrado que la inflamación crónica que caracteriza a la artritis reumatoide está vinculada a un mayor riesgo de sangre espesa, pero la artritis reumatoide no es generalmente considerada como un factor de riesgo de TVP o EP, dicen los investigadores.

Se realizó un seguimiento de la salud de la mayoría de la población de Taiwán (23.740.000 personas) a través de sistema de un seguro nacional obligatorio del país entre 1998 y 2008 y ampliando el estudio hasta finales de 2010 para determinar si la artritis reumatoide aumenta la riesgo de coágulos de sangre potencialmente fatales.

Sólo poco más de 30.000 personas desarrollaron artritis reumatoide durante este periodo y sus datos se introdujeron en un registro nacional (enfermedades catastróficas) de la Base de Datos Nacional del Seguro de Salud (NHIRD, en sus siglas en inglés). A modo de comparación, se emparejaron con casi 117.000 personas sanas de la misma edad y sexo.

Tres cuartas partes (77 por ciento) de las personas que desarrollan la artritis reumatoide son mujeres y la edad promedio al momento del diagnóstico fue de 52 años, además de que alrededor de uno de cada cinco individuos eran mayores de 65 años. Los pacientes con artritis reumatoide eran más propensos a tener otras condiciones subyacentes, como presión arterial alta, diabetes, colesterol alto, insuficiencia cardiaca y fracturas, que los del grupo de control.

Pero incluso después de tomar en cuenta estos factores influyentes, y analizando la edad, los pacientes con artritis reumatoide registraban todavía significativamente más probabilidades de desarrollar coágulos de sangre potencialmente fatales, según reveló el análisis. Eran más tres veces más propensos a desarrollar TVP y tenían dos veces más de probabilidades de desarrollar un PE frente a los que no tienen la condición, muestran las cifras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter