Según un estudio publicado en 'Nature Genetics'

Anormalidades del ADN pueden contribuir al riesgo de cáncer en personas con diabetes tipo 2

Actualizado 14/07/2013 21:06:28 CET

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un tipo de anomalía genética relacionada con el cáncer es más común en personas con diabetes tipo 2 que el resto de la población, según ha detectado un nuevo estudio, publicado en 'Nature Genetics'. Se sabe que las personas con diabetes tipo 2 tienen mayor riesgo de cáncer, especialmente de la sangre como el linfoma y la leucemia, pero el nuevo estudio, dirigido por científicos del 'Imperial College of London' y el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS), en Francia, sugiere que las mutaciones que se llaman eventos mosaico clonales (CME) pueden explicar en parte por qué ocurre.

Los CME son defectos que resultan en algunas células que tienen copias adicionales o copias faltantes de grandes trozos de ADN. Son muy poco frecuentes en los jóvenes y más comunes a medida que envejecemos, por lo que en los mayores de 70, alrededor de una de cada 50 personas tienen algunas de estas mutaciones. La investigación publicada el año pasado encontró que las personas con CME tienen un riesgo diez veces mayor de cáncer de la sangre.

En el nuevo estudio, publicado en la revista 'Nature Genetics', los científicos buscaron CME en muestras de sangre de 7.437 participantes en los estudios genéticos en Europa, incluyendo 2.208 pacientes con diabetes tipo 2, y encontraron que las CME son cuatro veces más comunes en las personas con diabetes tipo 2.

"La diabetes tipo 2 es una enfermedad que acelera el envejecimiento, por lo que cabe preguntarse si el aumento de las probabilidades de tener estos defectos genéticos se asocia con el envejecimiento", afirmó el profesor Philippe Froguel, de la Escuela de Salud Pública del Imperial College de Londres, quien dirigió el estudio.

"Este hallazgo puede explicar en parte por qué las personas con diabetes tipo 2 son más propensas a cáncer de la sangre, lo que podría tener profundas implicaciones clínicas. Puede ser útil para los médicos analizar CME en pacientes con diabetes tipo 2 para identificar a los que tienen el riesgo más alto de cáncer. Estos pacientes se pueden seguir de cerca para observar los primeros signos de leucemia y comenzar suavemente a ser tratados con quimioterapia", añade.

Estos investigadores también encontraron que los pacientes con diabetes con CME tenían un índice mucho más alto de complicaciones como insuficiencia renal, enfermedad ocular o enfermedad cardiaca.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter