ANIS y FIAB piden "mayor rigor" las noticias relacionadas con la alimentación

Actualizado 07/10/2014 10:24:03 CET

ANIS y FIAB piden "mayor rigor" las noticias relacionadas con la alimentación

'Manifiesto por una Comunicación Responsable en Alimentación y Salud'

Actualizado 07/10/2014 10:24:03 CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS) y la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) han presentado el 'Manifiesto por una Comunicación Responsable en Alimentación y Salud', con el que se pretende dotar de mayor rigor y objetividad a las noticias e informaciones que se publican en este ámbito, ante la preocupación de que la desinformación en nutrición pueda suponer un "riesgo" para la salud.

   Este Manifiesto, cuyo desarrollo se enmarca dentro del convenio de colaboración firmado entre ANIS y FIAB, se ha concretado en un decálogo elaborado por profesionales en información de la salud, expertos de la industria de alimentación y bebidas, así como representantes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

   "No podemos olvidar que los alimentos y bebidas cumplen con una exhaustiva regulación desde que salen del campo hasta que llegan a la mesa, con el fin de conseguir el mayor nivel de seguridad y calidad alimentaria. Con este Manifiesto queremos contribuir a que la información de nuestros productos se contextualice adecuadamente, dentro de una dieta equilibrada y acompañada de ejercicio físico, para que no perjudique la salud de los ciudadanos. Por otro lado, hay que tener en cuenta que nuestra alimentación y gastronomía constituyen uno de los principales atributos de la imagen de España en todo el mundo", ha comentado el director general de FIAB, Horacio González Alemán.

   Por su parte, el presidente de ANIS, Alipio Gutiérrez, ha recordado que actualmente la información sobre alimentación y nutrición ocupa un destacado lugar en los medios de comunicación, sobre todo si se tiene en cuenta que la alimentación en una de las principales fuentes para la creación de bulos y mitos, especialmente en Internet y las redes sociales.

   "Ya en la Declaración de Sevilla, aprobada por ANIS en 2007, se resaltaba la importancia del trabajo de los periodistas del ámbito de la salud, puesto que manejamos material sensible ya que la información que suministramos educa en salud, motivo por el que hemos creido necesario publicar este Manifiesto para que nos sirva de guía a todos los que manejamos estas informaciones", ha apostillado.

   Asimismo, para el desarrollo de este Manifiesto se han tenido en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que señala el consumo de alimentación y bebidas como una necesidad básica de los individuos y que en todas las edades, la nutrición permite reforzar el sistema inmunitario, contraer menos enfermedades y gozar de una salud más robusta.

   También la OMS y otros organismos internacionales tales como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), la FAO o la OCDE han resaltado la importancia de seguir una alimentación variada, equilibrada y moderada, combinada con la práctica de actividad física regular, como un elemento fundamental de la buena salud de los ciudadanos.

   De la misma manera, la Estrategia NAOS, diseñada en 2005 por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad e impulsada, en el ámbito empresarial, por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), reconoce que no existen alimentos buenos ni malos, sino dietas adecuadas o inadecuadas.

   En este sentido, en el Manifiesto se explica la importancia de contextualizar siempre el consumo de un alimento o bebida dentro de una alimentación y unos hábitos de vida determinados, puesto que los hábitos de vida saludables son un factor más que, junto con otros como la genética o ambientales, influyen en la salud de las personas.

   Con este proyecto se espera que se produzcan nuevas adhesiones tanto de medios de comunicación, como de las grandes asociaciones de los medios de comunicación, y el apoyo de las principales instituciones implicadas, para poder alcanzar un gran pacto por una comunicación responsable en alimentación y salud.