Salud activa hoy su plan frente al calor que como novedad hará seguimientos on-line a pacientes de riesgo

Actualizado 01/06/2006 15:29:03 CET

Se estima que en la comunidad hay unas 5.000 personas de "gran riesgo" que podrán beneficiarse de esta iniciativa

SEVILLA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud activó hoy su plan de prevención contra los efectos de las altas temperaturas, un dispositivo que estará operativo hasta el próximo 30 de septiembre y que, como novedad, llevará a cabo "seguimientos on-line" a las población andaluza de mayor riesgo, que se estima en 5.028 personas, según anunció hoy la consejera del ramo, María Jesús Montero.

En rueda de prensa, Montero concretó que gracias a esta "novedosa y pionera" aplicación informática, señaló que "no existe ningún dispositivo del tipo en el resto de comunidades autónomas", el personal sanitario podrá recoger y analizar los datos clínicos y sociológicos de unos 5.000 andaluces que se consideran de mayor riesgo a la hora de padecer un golpe de calor o una descompensación de su patología de base como consecuencia de la canícula.

En concreto, la titular del ramo señaló que este sistema telemático, desarrollado por profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y que se pilotó el verano pasado, las enfermeras realizarán un seguimiento clínico personalizado y ofrecerán consejo sanitario ajustado al caso real del paciente que tratan.

Además, Montero destacó que esta aplicación facilitará a dichas enfermeras la detección precoz de posibles problemas de salud y la activación de los recursos asistenciales más adecuados a cada caso, si procede.

Así, explicó que entre las necesidades de cuidados que el nuevo sistema permitirá identificar, tras testarlo el pasado año, se encuentran las referidas al deterioro de la movilidad, el riesgo de déficit de volumen de líquidos --cuadros de deshidratación-- y el aislamiento social.

Al hilo de ello, sostuvo que los datos identificados el verano pasado arrojaron que un 54 por ciento de estas personas padecen deterioro de la movilidad, un 47 por ciento déficit de volumen de líquidos y un 21 por ciento aislamiento social. Por patologías, señaló que un 66 por ciento padece hipertensión, un 36 por ciento diabetes y un 32 por ciento insuficiencia cardiaca.

PERFIL MEDIO DEL PACIENTE

En cuanto al perfil medio de este colectivo de 5.208 personas más frágil al que va dirigido el uso de este sistema de telecuidados, detalló que la edad media fue de 80 años, siendo el 69 por ciento de este grupo diana mujeres. Además, añadió que el 53 por ciento de estas personas viven solas y que en un 66 por ciento de casos se trataba de personas que no tienen a nadie de contacto que pueda hacerse cargo de sus cuidados.

Recordó que para prevenir los efectos que las altas temperaturas pueden tener sobre la salud, se dispone, igualmente, del servicio telefónico 'Salud Responde' que envía mensajes SMS a móviles, los cuáles incluyen "consejos y recomendaciones para evitar los efectos del calor". Con todo, recordó que este servicio es voluntario y que para activarlo hay que solicitarlo en el teléfono 902 505 060.

En este punto, destacó que sólo durante el pasado verano se enviaron 16.274 mensajes por este motivo. Igualmente, desde 'Salud Responde' se realizaron 18.596 llamadas telefónicas a personas identificadas como pacientes frágiles en los momentos de altas temperaturas.

OTRAS ACTUACIONES

Además, anunció que se reeditará el cuaderno 'Las vacaciones más sanas', un documento que recoge las precauciones a adoptar antes de tomar el sol, así como evitar las quemaduras y las insolaciones y cómo hay que eludir la deshidratación.

Asimismo, subrayó que el plan de prevención continuará centrándose en los aproximadamente 46.980 ancianos y pacientes frágiles existentes en Andalucía, fundamentalmente personas mayores de 65 años, que viven solas y padecen una patología crónica de riesgo, a lo que se suma la ausencia de condiciones de habitabilidad adecuadas para protegerse del calor.

A estas personas, las enfermeras de enlace y de familia de Andalucía les realizan un seguimiento periódico, evaluando previamente su estado de salud y los riesgos que presentan y ofreciéndoles material de apoyo a ellos y a sus familiares. El verano pasado las visitas domiciliarias de enfermeras de enlace y de familia a este colectivo ascendieron a 473.631.

NIVELES DE ALERTA

La predicción, con una antelación de entre cuatro y cinco días, de aquellas temperaturas que puedan derivar en una situación de riesgo es la base que sustenta todas las actuaciones de este Plan. Por este motivo, se continuarán analizando las previsiones de temperaturas para cada día y durante los cuatro días siguientes, notificando los datos a nivel provincial, de modo que puedan activarse los servicios y recursos correspondientes oportunos en cada momento.

Atendiendo a esta información se establecen cuatro niveles de intervención con objeto de adaptar en mayor medida los recursos a las temperaturas registradas.

Así, se establece un nivel 0 ó verde, que se mantendrá mientras no se superen los umbrales establecidos como ola de calor; un nivel amarillo o de bajo riesgo, que se activará cuando durante uno o dos días se superen estos límites; un nivel naranja o de riesgo medio que se activará cuando se superen las temperaturas máximas durante tres o cuatro días; y un nivel rojo o de riesgo elevado cuando las temperaturas se superen durante cinco días.