Andalucía atendió en 2005 a más de 2.000 personas por trastornos de anorexia y bulimia

Actualizado 23/04/2006 20:00:20 CET

SEVILLA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los equipos de salud mental de los distritos sanitarios de la comunidad, así como las unidades infanto-juveniles que atienen los trastornos ocasionados por la conducta alimentaria atendieron el pasado año a más de 2.000 personas, de las que 600 eran niños y adolescentes, por cuadros de anorexia y bulimia.

En concreto, los equipos de salud mental de distrito realizaron un total de 1.620 valoraciones de pacientes con diagnóstico de anorexia y bulimia, mientras que las unidades infanto-juveniles atendieron a un total de 608 pacientes.

Según destacaron fuentes del Servicio Andaluz de Salud (SAS) consultadas por Europa Press, el 56,5 por ciento de los pacientes atendidos por estos trastornos de la conducta alimentaria presentaban anorexia, anorexia nerviosa atípica, bulimia o bulimia nerviosa atípica, en proporciones similares.

El 43,5 por ciento de los casos restantes correspondieron a trastornos sin especificación, estos es, pacientes de anorexia o bulimia que presentaban cuadros mixtos, según precisaron dichas fuentes, que concretaron que el 90 por ciento del total de pacientes atendidos eran mujeres y el resto hombres.

Junto a estos cuadros, Salud detectó y atendió el pasado año en Andalucía a un total de 188 pacientes que presentaban otros trastornos asociados a la conducta alimentaria tales como vómitos o hiperfagia "y que no pueden clasificarse como anorexia o bulimia".

En cuanto a la casuística de casos, el SAS señaló que los trastornos de la conducta alimentaria en Andalucía "se mantienen prácticamente estables en los últimos años". De ellos, detalló, "aproximadamente el 80 por ciento corresponden a trastornos leves que se presentan con un fuerte componente psicosocial acompañando a las crisis de la pubertad".

CRISIS EN LA PUBERTAD

Con todo, dichas fuentes sostuvieron que este tipo de casos "se detectan pronto", además de que "remiten con un tratamiento de duración media --entre seis meses y un año-- y sin necesidad de ingreso hospitalario".

Aún así, las mismas fuentes reconocieron que el 20 por ciento de casos restantes registrados en los últimos años corresponden a cuadros graves "que tienen una evolución larga, que requieren generalmente de algún ingreso y que dependen en menor medida de las circunstancias psicosociales".

Según explicó el SAS, el término trastornos de la conducta alimentaria "encierra un complejo grupo de entidades clínicas, con múltiples implicaciones físicas, socio-culturales y psicológicas", lo exige, por tanto, un abordaje multidisciplinar. Entre ellas, las de mayor relevancia "son la anorexia nerviosa y la bulimia".

CAUSAS

Las citadas fuentes indicaron a Europa Press que entre las principales causas que derivan en cuadros de anorexia o bulimia nerviosa se encuentran "la excesiva preocupación y auto evaluación del peso y de la silueta", un extremo que tiene como objetivo fundamental "lograr la persistencia de un estado de delgadez, hasta el punto de que el mismo puede conducir a la muerte".

Por último, el SAS recordó que el sistema sanitario público andaluz dispone de una red de servicios de salud mental en los que se atienden todos los problemas de salud mental de la población, entre los que se incluyen los trastornos de la conducta alimentaria que, en función de la gravedad, edad y necesidades asistenciales específicas de cada caso, "se atiende en uno u otro dispositivo de la red".