LAS LLAMADAS BIOPSIAS LÍQUIDAS

Un análisis de sangre podría permitir en el futuro ser más precisos en el tratamiento del cáncer

Probetas de laboratorio
CSIC
Actualizado 07/10/2014 2:57:15 CET

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El tratamiento del cáncer necesita un análisis constante del tumor para ver cómo evoluciona y, en este sentido, las biopsias líquidas a través de la sangre son una opción de futuro para ser más precisos a la hora de elegir el fármaco más adecuado para cada paciente.

"Tendemos hacia una medicina de precisión", según ha reconocido este miércoles el jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Eduardo Díaz-Rubio, coordinador del XVI Simposio de Revisiones en Cáncer que se celebra estos días en Madrid, en el que numerosos oncólogos de toda España analizan las últimas novedades que se han producido en torno a esta enfermedad.

Actualmente los nuevos tratamientos contra el cáncer que se están desarrollando se centran en bloquear determinadas mutaciones genéticas asociadas con la proliferación de células tumorales, los llamados biomarcadores moleculares.

Sin embargo, este experto ha lamentado que los análisis moleculares que se hacen para seleccionar el mejor tratamiento son estáticos y "sirven para toda la historia de la enfermedad", a pesar de que actualmente se sabe que "hay pacientes que no tenían una mutación determinada y, a lo largo del tiempo, la van generando".

"Si el paciente vive varios años se trabaja con la información que se obtuvo al principio, pero el análisis no es dinámico, porque para eso tendríamos que estar repitiendo biopsias tumorales cada 3-4 meses y eso tiene una agresividad para el paciente", ha apuntado Díaz-Rubio.

Por ello, en los últimos años se está planteando como "opción de futuro" lo que se conocen como biopsias líquidas, consistentes en analizar la sangre periférica de los tumores, lo que "no es agresivo para el paciente", sacando 10 centímetros cúbicos en los que se pueden estudiar células circulantes tumorales para ver el ADN tumoral y las mutaciones que se producen durante la evolución del tumor.

Estas técnicas son más seguras porque consisten "simplemente en sacar sangre" y, aunque la técnica hay que mejorarla, son una buena opción de cara al futuro para alcanzar una medicina personalizada que "desgraciadamente aún no existe", lamenta.

"Ahora hay fármacos que se usan exclusivamente cuando no se detectan determinadas mutaciones porque, de lo contrario, no tienen eficacia. Pero se ha visto que, por ejemplo en el caso del cáncer colorrectal, a lo largo de los meses el 60-70 por ciento de los pacientes acaban desarrollando alguna mutación y nosotros seguimos dándolo en la clínica hasta que ya vemos claramente que el paciente ha progresado. Pero podríamos haber interrumpido el tratamiento antes si hubiéramos visto la mutación con una biopsia líquida", según este experto.

Asimismo, también puede darse el caso de que en muchos tumores en los que se dan fármacos útiles para una determinada mutación, de pronto las células cambien y dejen de tenerla.

"Si al final los tumores no los curamos es porque son heterogéneos, y van cambiando hasta convertirse en un nuevo tumor con atributos totalmente distintos, que son los que se deben detectar con las biopsias", reconoce-Díaz Rubio, cuyo hospital es por el momento el único de España que analiza el ADN de esta manera.

Por el momento se trata de una técnica "muy beneficiosa" pero su uso no está todavía estandarizado. "Ahora toca demostrarlo con evidencia", según apunta, convencido de que, cuando se demuestre, "se incorporará a las guías de práctica clínica".

UN AÑO CON MUCHAS NOVEDADES

Durante la rueda de prensa del Congreso, Díaz-Rubio ha reconocido que en el congreso se van a presentar muchas novedades porque "la Oncología es muy cambiante" y 2014 va a ser "crítico" porque "aparecen nuevos fármacos contra muchos tumores y por tanto serán objeto de análisis por las autoridades sanitarias.

"Muchos los está evaluando el Ministerio de Sanidad y ya están aprobados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés), y esperemos que no se retrasen mucho porque tendría efectos importantes en nuestros pacientes", según ha aseverado.

No obstante, admite que son fármacos "muy potentes pero también muy caros", por lo que hay que ver cómo se pueden incorporar al sistema sanitario.

Uno de los tumores que más avances ha registrado en el último año es el cáncer de mama, a pesar de ser la primera causa de muerte en mujeres de 35 a 50 años, ha apuntado José Ángel García Sáenz, miembro del comité científico del congreso y también oncólogo del Clínico San Carlos.

Entre las novedades ha destacado la aparición de nuevos fármacos como el pertuzumab, el everolimus el TDM1, que pese a la alta incidencia de este tumor contribuirán a que siga siendo "uno de los tumores con mayor supervivencia global".

Por su parte, el profesor Javier Puente, también del Clínico, ha destacado la aparición también de nuevos fármacos frente al cáncer renal el de próstata que ofrecen mejoras en términos de supervivencia global, así como en tumores pulmonares. "Contamos con una plétora de fármacos que hace una década sería impensable", ha reconocido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter