Los analgésicos podrían reducir el cáncer de mama y ovario

www-farmaindustria.es
Actualizado 24/03/2010 12:09:06 CET

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los analgésicos podrían reducir el riesgo de cáncer de mama y ovario, según sugiere un estudio del Hospital de Brigham y las Mujeres y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention'.

La investigación muestra que las mujeres postmenopáusicas que toman de forma regular aspirina y otros analgésicos tienen menores niveles de estrógenos, lo que podría contribuir a un menor riesgo de cáncer de mama u ovario.

Según explica Margaret A. Gates, responsable del estudio, "observamos algunas asociaciones inversas significativas entre las concentraciones de varios estrógenos y el uso de aspirinas, aspirinas y antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y todos los analgésicos combinados".

Los resultados sugieren que entre las mujeres postmenopáusicas, las consumidoras habituales de aspirina y otros analgésicos podrían tener menores niveles de estrógenos que las no consumidoras.

Los investigadores examinaron la asociación entre el consumo de aspirinas (AINE) y acetaminófenos y concentraciones de estrógenos y andrógenos entre 740 mujeres postmenopáusicas que participaban en el Estudio de Salud de Enfermeras. La frecuencia de uso de todos los analgésicos estaba asociada inversamente con el estradiol, el estradiol libre, el sulfato de estrona y la tasa de estradiol-testosterona.

Los niveles medios de estradiol eran un 10,5 por ciento inferiores entre las mujeres que consumían de forma habitual aspirinas o AINE. De forma similar, los niveles de estradiol libres eran un 10,6 por ciento más bajos y los de sulfato de estrona eran 11,1 por ciento más bajos entre los consumidores de aspirina y otros AINE. Entre los consumidores habituales de cualquier analgésico, los niveles de estas hormonas eran del 15,2, 12,9 y 12,6 por ciento más bajos, respectivamente.

Gates señala que se necesitan confirmar estos resultados y determinar si la disminución en los niveles hormonales se traduce en un menor riesgo de cáncer de mama u ovario. Si se confirma la asociación inversa entre el uso de analgésicos y el riesgo de estos cánceres, la investigación actual tendrá importantes implicaciones para la salud pública.

"Aunque los riesgos y beneficios globales necesitarían ser sopesados, los analgésicos podrían implementarse como quimiopreventivos y podrían disminuir el riesgo de varios cánceres", concluye Gates.