Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 27/04/2012

Nuevo modelo a partir de enero

AMP.-Generalitat valenciana extenderá la iniciativa privada en los hospitales para ahorrar 263 millones al año

VALENCIA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Conselleria de Sanidad de la Generalitat valenciana trabaja en la elaboración de un nuevo modelo sanitario para extender la iniciativa privada en los hospitales de la Comunitat Valenciana. Así, la Generalitat implantará de forma efectiva en enero de 2013 este modelo con el que espera obtener un ahorro de alrededor de 443 millones de euros al año.

   Así lo ha avanzado este viernes en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, el vicepresidente y portavoz valenciano, José Císcar, quien ha explicado que los servicios que actualmente están externalizados y los que forman la 'cartera suplementaria' "se agruparán de manera integral, dentro de cada departamento --de salud--, para ser adjudicados a un único gestor" mediante el sistema de "diálogo competitivo", previsiblemente.

   El también conseller de Presencia ha destacado que "el modelo sanitario español no da para más", y ha advertido de que "o aplicamos la colaboración público-privada o tendríamos que subir los impuestos a los valencianos del orden de 500 euros anuales por cada ciudadano". Así, estas medidas sirven para garantizar la "sostenibilidad" del sistema sanitario que "continuará siendo universal, pública, gratuita y de la máxima calidad".

   En el actual modelo sanitario valenciano, la Generalitat controla en 18 de las 24 áreas de salud la gestión del personal y la construcción y equipamientos de los centros, y tiene externalizados en hospital y atención primaria los servicios no sanitarios --como limpieza, logística, mantenimiento, cocina, etc-- y el transporte sanitario, excepto el SAMU, la oxigenoterapia ambulatoria  y las resonancias magnéticas --conocido este paquete como 'cartera suplementaria'--.

   Por su parte, la Generalitat se hace cargo del capítulo de gastos de personal, de las inversiones en nuevas construcciones y adquisición de equipamiento.  

   Tras esta precisión, Císcar ha apuntado que el cambio de modelo supondrá la agrupación de los servicios externalizados, los de la cartera suplementaria y la gestión de la farmacia de receta y el transporte sanitario "entre otros", de cada área de salud --de las 18 que controla directamente-- en una sola licitación y bajo una sola gerencia. En este sentido, ha apuntado que "toda la planificación sanitaria se deberá hacer de acuerdo con la Conselleria de Sanidad".

   En este apartado de licitaciones cabe la posibilidad de hacer lotes con los departamentos de salud, aunque eso no quiere decir que se vayan a fusionar. "No se va a fusionar el mapa de la salud valenciana", ha declarado. Además, los adjudicatarios deberán abonar un canon de 180 millones en concepto de alquiler de las instalaciones y el plazo de negocio será de 10 años prorrogable cinco años más.

   Císcar ha explicado que este cambio permitirá ahorrar 443 millones al año --263 millones al año de los servicios no sanitarios y sanitarios más el canon de 180 millones--.

LO QUE QUEDA PARA GESTIÓN PÚBLICA

   Por lo que se refiere al personal estatutario de Sanidad --funcionario de carrera y funcionario interino--, continuarán dependiendo "orgánicamente y funcionalmente" de la Agencia Valenciana de Salud "en coordinación con el gerente" del departamento. Por lo que se refiere al personal laboral, queda bajo el gestor privado.

   Císcar ha precisado que el personal estatutario "no cambia su régimen" porque "esto no es el modelo Alzira". No obstante, el gestor sí podrá introducir incentivos a los que "voluntariamente" el trabajador se puede adherir.

   En cuanto a la planificación de horarios de estos profesionales, el conseller ha indicado que "no van a sufrir ningún cambio", aunque ha apuntado que con un servicio externalizado "tiene que existir una coordinación entre el ente gestor y la Conselleria de Sanidad".

   También queda en manos de la Generalitat las inversiones en construcciones y equipamientos sanitarios. De esta manera, la "planificación sanitaria continúa siendo de a administración pública", ha afirmado.

   Dentro de este modelo, continuarán siendo públicos los servicios de prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación. No se va a cobrar por la asistencia sanitaria y los parados sin prestación "no pagarán nada"; mientras que los pensionistas pagarán en función de renta.

MODELO SUECO

   El portavoz del Consell ha puesto como referente el modelo sueco, como la "confirmación de que se puede conjugar la colaboración público-privada" en materia de servicios sociales.

   Así, a preguntas de los medios de dónde está el beneficio para los gestores privados, Císcar ha subrayado que este modelo permite crear unas economías a escala capaces de generar ganancias. El conseller ha remarcado que el margen de "flexibilidad" de una empresa privada no lo tiene ninguna administración. Císcar también ha señalado que son los técnicos de la Conselleria de Sanidad son los que han "esbozado" este nuevo modelo sanitario.

   En cuanto a los conciertos sanitarios actuales, Císcar ha señalado a preguntas de los medios que los precios de los mismos se están negociando a la baja y "en algún caso ya se ha conseguido alguna rebaja".

Europa Press Comunicados Salud
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies