Estudio 'GestMujer' de FPES y Adamed Mujer

El 81% de las mujeres que se quedan embarazadas no han planificado la gestación

Publicado 10/09/2013 18:02:21CET

El 67,7% de ellas no tomó ácido fólico antes de la concepción pese a reducir el riesgo de malformación congénita

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El 81,1 por ciento de las mujeres embarazadas no consultó a su ginecólogo antes de la gestación, según evidencia el estudio 'GestMujer', promovido por Adamed Mujer y la Fundación para el Progreso de la Educación y la Salud (FPES).

A tenor de este trabajo realizado mediante una encuesta a más de un millar de mujeres embarazadas, el jefe de Servicio de Ginecología del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria, el doctor Iñaki Lete, el cual pertenece al Grupo de Investigación en Salud (GIS) de la fundación, ha asegurado a Europa Press que una de las causas de ello es que los embarazos "no se planifican".

Precisamente, no consultar con un experto en la materia supone que las mujeres desconozcan "los beneficios del uso de ácido fólico preconcepcional", indica. Tal es así, que el 67,7 por ciento de ellas no incrementó la ingesta del mismo durante los meses previos a la concepción, pese a que ello reduce el riesgo de malformación congénita hasta evitar "dos de cada tres casos", declara.

A su juicio, la mujer que esté pensando quedarse embarazada debe tomar determinadas cantidades de ácido fólico, ya que ayudan "a la prevención de los defectos congénitos del tubo neural". Entre ellos, destaca, "fundamentalmente, la espina bífida y los fetos anencefálicos".

Para evitarlo, apuesta por el consumo de esta vitamina desde dos o tres meses antes de la concepción hasta la misma. Ésta se encuentra en las hojas verdes, como la lechuga, las espinacas o las acelgas pero, para conseguir las dosis suficientes como para hacer un efecto protector, "se deberían comer cantidades que son imposibles de ingerir cada día", explica.

Por ello, y recogiendo las recomendaciones de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), aconseja "un suplemento con dosis muy bajas de ácido fólico", las cuales cifra en 0,4 miligramos. Para él, los niveles de éste en el organismo, "en general, son adecuados para la vida normal", pero en el embarazo "supone una sobrecarga".

Debido a ello, lo que se hace en la consulta médica previa al embarazo es centrarse en "descartar patologías crónicas que pueden complicarlo y exigir cuidados especiales", indica Lete, que señala que, además, se estudian los hábitos de vida de la mujer".

UNOS 400 CASOS DE DEFECTO DEL TUBO NEURAL CADA AÑO EN ESPAÑA

Ahondando en las malformaciones genéticas que se pueden producir en el feto, el experto declara que, debido al tipo de alimentación nacional, éstas no son tan frecuentes como en países como País de Gales o Hungría. Así, en España se diagnostican cada año "alrededor de 400 casos de defecto del tubo neural", lo que considera que "no es mucho" dado que se producen 450.000 nacimientos cada año.

Sin embargo, y a nivel personal, sí sostiene que provoca "una situación dramática", ya que en muchas ocasiones finaliza en una interrupción del embarazo "al haber malformaciones incompatibles con la vida".

Por estas razones, insiste en la importancia de un buen cuidado nutricional, sobre todo, porque más del 50 por ciento de las posibles futuras embarazadas declara no tener intención, a priori, de planificar su embarazo.

Ya centrándose en la época de gestación, Lete afirma que lo deseable entonces es el complejo de otro tipo de complejos vitamínicos, como los de hierro, ya que "las embarazadas suelen tener anemias". A ello une la necesidad de continuar con una buena dieta "de entre 2.000 y 2.200 calorías" para prevenir la diabetes gestacional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter